En San Sebastián Zinacatepec, municipio en el que este fin de semana estará el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, fue clausurada una gasolinera por la Profeco, debido a irregularidades identificadas en las bombas despachadoras, lo mismo pasó con la ubicada en Ajalpan.

Dicha situación ha provocado que los usuarios acudan a comunidades cercanas para comprar su combustible, al ser estas las únicas establecidas en dichos municipios.

Personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) se presentó en dichos establecimientos y procedió a realizar la inspección, la cual arrojó varias inconsistencias, entre ellas el incumplimiento de la norma oficial mexicana  NOM-005-SCFI-2017, la cual indica que desde octubre de 2020 todas las estaciones de servicio de despacho de gasolina y diésel del país deberán contar con dispensarios nuevos o actualizados que cumplan con las características y especificaciones establecidas en dicha norma.

Las bombas que fueron inhabilitadas corresponden a las franquicias "BPFleet, tanto las que se ubican en Ajalpan como en San Sebastián Zinacatepec.

Pobladores de Ajalpan mencionaron que ya eran varias las quejas que se tenían de las despachadoras, algunas de ellas eran que constantemente presentaban fallas y ya no podían cargar combustible, otras, que, aunque adquirían varios litros de gasolina, en poco tiempo se les terminaba, lo cual no ocurría cuando acudían a otros municipios.

Señalaron que por esa zona hay varias gasolineras de dicha franquicia, por ello pidieron que también sean revisadas, pues también hay quien se queja del servicio, por ejemplo, las que se ubican en San Pablo Zoquitlán, Coxcatlán, San Francisco Altepexi y Teotitlán de Flores Magón, en Oaxaca.

Cabe mencionar que los centros de distribución estarán inhabilitados por tiempo indefinido, o bien, hasta que los propietarios cumplan con los requerimientos solicitados por la Profeco, lo cual podría tardar algunas semanas.