Los gobernadores del PAN no se adherirán al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), pero se comprometerán a crear estrategias destinadas a mejorar la salud de los ciudadanos .

El convenio de no adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar, en la práctica significa que los estados no le cederán al gobierno federal el control de la salud.

Martín Orozco Sandoval, presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) confirmó que los gobernadores panistas firmarán el convenio de no adhesión, pero que sí trabajarán para mejorar el sistema de salud.

“La reunión se realizó en un ánimo receptivo, de consenso, de acuerdo, donde recibieron la propuesta que se trabajó por los nueve secretarios de salud gobernados por Acción Nacional y sobre todo, se dieron fechas muy claras de cuando podríamos llegar a un acuerdo definitivo dentro del convenio que ellos tienen de no adhesión, este trabajo técnico se hará el próximo 30 y 31 de enero y ahí tendremos todo muy claro para firmar los estados”.

“Vamos a firmar ese convenio de no adhesión, pero sí de un trabajo coordinado para mejorar el sistema de salud”.

Martín Orozco Sandoval afirmó que el convenio es para que el gobierno federal no se quedé con el control de la salud.

“Este convenio de no adhesión, justamente consiste en no dejar al sector salud en manos del gobierno federal, no federalizar al sector salud, esa es la no adhesión”.

“Es una propuesta de ellos mismos proponen, un convenio de no adhesión, pero sí de trabajo en conjunto con el Insabi, pero no a la federalización del sector salud, en ese rubro vamos a trabajar en las partes de las instalaciones, o que un hospital de nuestros estados pertenezca a la federación, sino que nosotros sigamos manejando el sector salud”.