Luis Miguel Barbosa Huerta, gobernador del estado de Puebla, anunció que nuevamente se reunirá con Eduardo Rivera Pérez, alcalde de Puebla, para tratar temas de interés y colaborar sobre el tema de los ambulantes.

Asimismo, celebró los resultados sobre la percepción de seguridad de los ciudadanos, destacando que la ciudad se encuentra mejor de lo presentado en la encuesta.

Durante su conferencia de prensa matutina, dio a conocer que la reunión será este viernes, en la cual tratarán distintos temas, entre ellos el de los ambulantes, si el ayuntamiento lo propone.

Señaló que hasta el momento son posiciones y acciones del ayuntamiento, por lo que, una vez que tengan un acuerdo al respecto, asumirán el compromiso de colaborar en una mejor imagendignificar el trabajo de los comerciantes callejeros y darles soluciones.

De igual forma, Barbosa señaló que buscarán acabar con los controles mafiosos de las calles y el esquema de sexoservidoras, provocado por famosos líderes que tienen mandamientos penales en su contra y que se encuentran en pugna atacándose unos a otros.

“Todo esto ocurre cuando hay un desorden. Vamos a estar pendientes para colaborar si así se nos pide. Pero independientemente, estamos con nuestras acciones de seguridad pública en la ciudad” señaló el mandatario.

Puebla está mejor que lo señalado en encuestas

Por otra parte, el gobernador, habló sobre los resultados publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre la percepción de seguridad en Puebla, la cual mejoró casi 10 puntos.

El mandatario celebró que la gente se sienta más segura, que crea más en las fuerzas del orden, lo cual indica que la ciudadanía confía en que las autoridades cumplen su deber. Señaló que esto se debe al esfuerzo para mejorar el funcionamiento de los policías, las detenciones realizadas por la Fiscalía y las acciones sobre autoridades en todo el estado.

Finalmente, destacó que él ve más puntos, señalando que el INEGI es muy reservado respecto a los medidores de opinión pública, por lo que actualmente se está quedando muy atrás respecto a las formas de medición, las cuales ya no representan la realidad, pues la situación es mejor que lo indicado en la encuesta.

“No estoy criticando a las encuestas ni a las mediciones, pero hay una separación, ya no están reconociendo esas formas de medición la realidad; la gente está también muy desconfiada de dar información. Yo celebro, creo que estamos mejor de lo indicado en la encuesta”, finalizó Barbosa.