El ayuntamiento de Puebla anticipó que sí permitirá la instalación de vendedores ambulantes, pero solo en la periferia del Centro Histórico, mediante el pago de cuotas directamente al municipio y “sin tocar” la calle 5 de Mayo en los 3 años de gobierno del panista Eduardo Rivera Pérez.

Este martes policías del municipio volvieron a ser desplegados en la 5 de mayo para impedir el arribo de vendedores, luego de que el lunes volvieron a instalarse tras una “tregua” de 72 horas.

En la mañana se empezó a observar patrullas y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) sobre la avenida, para bloquear algunos espacios tradicionalmente ocupados por comerciantes

El lunes la 5 de Mayo lució vacía de comerciantes, pues solo había vehículos estacionados sin la presencia de policías, pero las calles que la cruzan, como la 8, 10 y 12 Oriente-Poniente, de nuevo estaban invadidas por vendedores.

En el recorrido de este día se verificó que sobre la 2, 4 y 6 Oriente-Poniente había alrededor de seis puestos en cada cuadra, pero ayer había al menos 12 en cada una.

En las calles 3 Norte, 8, 10, 12 y 14 Oriente-Poniente se percibió un ambiente diferente, pues ya existía mayor orden sin desbordar las banquetas, debido a que los ambulantes estaban pegados a la pared para dejar libre la banqueta y la vialidad. 

A la periferia y con cuotas

En la mañana el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez anunció que hay una propuesta para que los vendedores ambulantes solo ocupen calles de la periferia del Centro Histórico para su actividad.

Aunque no especificó qué calles podrían ocupar, dijo que continúa el diálogo con diferentes organizaciones para que accedan al ofrecimiento.

En entrevista después del inicio del programa “Caminatas por la Seguridad”, anticipó que su gobierno podría otorgar facilidades para que los ambulantes ocupen espacios públicos permitidos, siempre y cuando paguen un permiso de instalación.

“El gobierno de la ciudad podría otorgar las facilidades siempre y cuando sea bajo el permiso de la autoridad, bajo la colaboración y pago correspondiente de los ambulantes, para que ese recurso pueda ser utilizado en un reordenamiento en toda la ciudad; es un círculo que queremos crear”, enfatizó.

Reprochó que el desbordamiento del ambulantaje, la prostitución y de otros problemas le fueron heredados por la administración pasada, pero se dijo comprometido a atenderlos.

“Nos dejaron condiciones como nunca antes había sucedido en el municipio de Puebla: el desbordamiento de ambulantes y una creciente presencia de prostitución y otro tipo de problemas que vamos a atender en el Centro Histórico”, expresó. 

Rivera Pérez no quiso dar una fecha precisa de cuándo se podría observar el reordenamiento del comercio informal en el primer cuadro de ciudad, pero destacó que se trabaja de manera coordinada con los comerciantes.  

“En la plaza del Zócalo y la calle 5 de mayo no hay presencia de ambulantes. Es importante que no nos pongamos una camisa de fuerza, de un problema que se ha acrecentado en los últimos años y no quisiera poner una fecha, será un proceso”, especificó. 

No tocarán 5 de Mayo

Por su parte el titular de la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom), Jorge Antonio Cruz Lepe, informó que uno de los acuerdos planteados con los comerciantes es que no se podrán instalar en la 5 de Mayo durante toda la administración de Rivera Pérez.

En entrevista detalló que también se contempla prohibir la instalación en las calles 8 y 10 poniente, aunque señaló que el ordenamiento continúa en análisis y en pláticas con las organizaciones.

“Quisiéramos que todo esté limpio como los primeros tres días, pero estamos en negociaciones. La 5 de Mayo es la joya de la corona, esa no se volverá a tocar, por lo menos durante los próximos tres años”, sentenció.

El funcionario sostuvo que tras el arribo del panista Rivera Pérez a la presidencia municipal se ha disminuido en un 80 por ciento la presencia de ambulantes en las principales calles de la ciudad.

Aunque dijo que respetan la labor de comerciantes, pues están en su derecho de trabajar, advirtió que se reducirán los lugares permitidos con la finalidad de que el Centro Histórico tenga una mejor presentación.