Una explosión en un parque químico en Leverkusen (oeste de Alemania) ha dejado como saldo dos muertos, más de 31 heridos y cuatro desaparecidos. Según la empresa que administra el parque químico, entre los heridos hay por lo menos cuatro de gravedad y uno de los heridos está en peligro de muerte.

Uwe Richrath, alcalde de Leverkusen, dijo que pensaba en las familias de las víctimas y que tenía la esperanza de que las cuatro personas desaparecidas fueran encontradas con vida.

Por su parte la Oficina Federal para la Protección ante las Catástrofes ha calificado el hecho de extremadamente peligroso y ha pedido a los vecinos que mantengan puertas y ventanas cerradas.

Según la policía local, todavía no es posible precisar la dimensión de los daños, por lo que varias calles, así como dos cruces de autopista han sido cerradas. Igualmente, pidieron evitar los alrededores del lugar de los hechos ya que se necesitan todas las vías despejadas para las operaciones de rescate.

El parque químico es uno de los más grandes de Europa y en él tienen fábricas cerca de 70 empresas. La explosión ocurrió cerca de un centro de incineración de basuras en el barrio de Bürrig.

En internet circulan vídeos que muestran una gran nube negra sobre el parque químico. La población de la zona fue alertada a través de sirenas y mensajes de telefonía móvil de lo que había sucedido.

La policía y los bomberos participan actualmente en un gran operativo, además, se están haciendo mediciones para determinar el grado de contaminación que se ha podido producir. El fuego pudo ser apagado hacia el mediodía.

Con información de El Universal.