La “Ley Seca” en Puebla durante el fin de semana, debido a la jornada electoral, provocará pérdidas hasta de 30 por ciento a los restaurantes de Puebla, aseguró la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

Su presidenta, Olga Méndez Juárez, dijo que la venta de bebidas alcohólicas representa el 40 por ciento de una venta normal, por lo que su prohibición representa un duro golpe.

Méndez Juárez consideró que la ley es "arcaica y obsoleta", ya que los ciudadanos tienen la suficiente conciencia para mantener un adecuado comportamiento durante la jornada electoral. No vender bebidas alcohólicas no garantiza tener control de la violencia o de hechos delictivos durante las elecciones.

“Entendemos que es un mecanismo para generar conciencia y para evitar desorden en las urnas pero muchas veces las personas que hacen estas acciones no van en estado de ebriedad”, consideró.

No obstante, dijo que el sector acatará de manera responsable todos los lineamientos del gobierno del estado que prohíben en los 217 municipios la venta y consumo de bebidas alcohólicas los días 5 y 6 junio con motivo de la jornada laboral.