¡Lo que nunca!

A partir de este jueves dio inicio la venta general de boletos para el partido de vuelta en semifinales entre Club Puebla y Santos, fechado para el próximo domingo 23 de mayo en el Estadio Cuauhtémoc. La pasión que desbordó esta noticia fue tanta que desde tempranas horas distintos aficionados y aficionadas al cuadro camotero se dieron cita en algunas de las plazas de la ciudad para tratar de conseguir entradas, labor que se volvió toda una misión debido a que la página de Superboletos tuvo un fallo apenas un minuto después de que habilitaron el acceso y tuvieron que suspender la venta.

El ‘alboroto’ de la afición comenzó desde el pasado miércoles tras anunciarse que las localidades ya estaban agotadas. Sin embargo, ese mismo día el Gobernador, Luis Miguel Barbosa, hizo el anuncio oficial de la ampliación en el aforo del estadio, el cual fue de 30 al 50 por ciento por tratarse de una situación extraordinaria, además de que las condiciones sanitarias así lo permitían. Esto desencadenó la gran respuesta de los seguidores que abarrotaron sitios públicos como Plaza Dorada, Parque Puebla, Angelópolis, Solesta, entre otros.

Debido a que la venta en línea fue un completo desastre y los boletos eran inconseguibles, el Club volvió a anunciar una pausa en la venta de entradas para reanudarse hasta las 17:00 horas, pues de acuerdo con la página oficial del equipo esto responde a su “compromiso para garantizar la seguridad de todos y el apego a las medidas sanitarias con un aforo del 50 por ciento”.

A pesar de que hubo quienes llegaron desde temprano a los puntos Superboletos, sitios como el Palacio de Hierro tuvieron que salir para calmar al tumulto y explicarles que el club no había autorizado la venta, por lo que ‘no era necesario’ que se quedaran a hacer fila.

 

Reventa hizo su agosto

Mientras que los aficionados esperaban en las largas filas de las plazas para tratar de conseguir entradas, mediante redes sociales la reventa se disparó principalmente en los grupos de aficionados al club, donde ofrecieron entradas a precios muy por encima de lo normal, pues hubo quienes incluso inflaron hasta tres veces el costo de los mismos.

 

 

Fotos: Agencia Enfoque y Superboletos