Durante las protestas del 8M integrantes de grupos feministas prendieron fuego a la puerta del Congreso, dañaron los inmuebles de la Fiscalía General del Estado, paraderos de la Red de Transporte Articulado, propiedad privada, edificios de algunos partidos políticos. El gobierno del estado dijo por la noche que denunciará a los responsables ante la Fiscalía General del Estado. 

Las manifestantes exigían un alto a la violencia de género, castigar a los abusadores, así como feminicidas; hechos por los que el gobierno de Puebla presentó ante la Fiscalía General una denuncia “por daño a propiedad ajena”.

La titular de la Secretaría de Gobernación de Puebla, Ana Lucia Hill Mayoral, dijo que la jornada fue “de agresión” y que se cometieron delitos “que no se pueden tolerar” como la destrucción de mobiliario urbano, edificios históricos, además de que se vulneró la integridad física de personas.

“Esas imágenes de intolerancia y total violación a los derechos humanos. Estos delitos se persiguen de oficio y las investigaciones han iniciado, como lo dijo por la mañana el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, en Puebla se respetará el libre tránsito, pero no cuando se transgreden las leyes (…) hay apertura al diálogo que las mujeres reclaman”, agregó.

Por la tarde de este lunes, un grupo de alrededor de 200 mujeres tomaron las calles de Puebla y con pancartas y consignas exhibieron como las autoridades responden a la violencia de la que son objeto.

De acuerdo con Ana Lucia Hill Mayoral las protestas en Puebla no representan a las mujeres y, por esa razón, el gobierno del estado fincará sanciones contra los autores materiales e intelectuales.

La funcionaria estatal dijo que tienen identificadas a algunas personas, algunas, que trabajan en el gobierno municipal de Puebla, que participaron en las marchas del 8M.

Sin precisar el número de identificados o denuncias ya interpuestas, afirmó que las evidencias que se presentaron en la Fiscalía General de Puebla (FGE) son videos que compartieron las propias manifestantes de dos grupos de contingentes que marcharon, y otros que circulan en las redes sociales.

También comentó que como mujer se siente indignada y molesta por estas acciones, que “no definen lo que es Puebla ni a su gente”.

Comentó que los rezagos, el dolor y la desigualdad que existen en el sistema de procuración de justicia deben atenderse con el diálogo: “así no se reivindica el lugar de las mujeres y los problemas que enfrentamos todos como sociedad”.

Por ahora, dijo que se lleva a cabo el levantamiento de información de los daños, donde destacó afectaciones al sistema de transporte RUTA, autos y casas particulares, un partido político, además del Congreso Local.

Acusan a Rivera de incitar vandalismo

Tras la quema de la puerta del Congreso del estado la presidenta de la Junta de Gobierno, Nora Merino Escamilla, de Morena, acusó a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco de incitar al “vandalismo” en las protestas feministas.

En rueda de prensa virtual atribuyó los actos a la ausencia de la policía municipal, pero defendió el actuar de la policía estatal y amagó con la presentación de denuncias contra servidores públicos del ayuntamiento, por presuntamente motivar los daños al recinto legislativo, así como en contra de las mujeres que prendieron fuego a la puerta.

PRI denuncia “bomba molotov”

El PRI también se quejó de la protesta feminista al denunciar que las oficinas de su comité municipal (ubicadas junto al Congreso) fueron “atacadas con una bomba molotov”.

En un comunicado señaló que también hubo pintas y reclamó que para retirarlas habrá que utilizar ácido y otros materiales.

Los hechos en el Congreso

Desde el interior del Congreso del Estado se disparó gas lacrimógeno, luego de que un grupo de feministas rompiera los cristales y realizara pintas en el inmueble, como medida de presión para dispersar la protesta.

Luego de que se lanzara el gas lacrimógeno las mujeres decidieron iniciar fuego en el Congreso del Estado, sin embargo, colectivos feministas se han deslindado de esta acción señalando que se trata de infiltrados, pues afirman que desde un inicio su protesta tenía fines pacíficos.

En la Catedral del estado grupos de católicos se tomaron de las manos para impedir que las mujeres ingresaran y la vandalizaran, situación que generó un debate en redes sociales, ante la falta de empatía de los grupos religiosos.

Al grito de ¡Vivas nos queremos! y ¡Ni una más! Pidieron frenar las agresiones cometidas en todo el estado, y condenaron el hecho de que las autoridades traten de politizar este movimiento.

Este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres en su paso por las calles pintaron edificios como el de la Fiscalía General del Estado, la Catedral de Puebla, y la Comisión de Derechos Humanos de Puebla para condenar.

En la fiscalía, la dependencia colocó vallas en el exterior del edificio para evitar que se acercaran; pero ellas lograron quitar las estructuras metálicas y pintar consignas en las paredes; en la tercera línea de RUTA rompieron cristales.

A la marcha se unieron colectivos LGBTTTyQ+  como apoyo al movimiento feminista. 

Ayuntamiento pide no criminalizar el 8M

El Ayuntamiento de Puebla informó que se garantizó libre tránsito y derechos de manifestantes por Día Internacional de la Mujer e hizo un llamado a los actores políticos a no criminalizar las protestas genuinas de las mujeres, en cambio, pidió trabajar en una agenda que garantice una justicia pronta y expedita.

Tras el reporte de algunos daños materiales en determinadas zonas tras el paso de la manifestación, el municipio reportó que se desarrollaron operativos intersecretariales para atender y restablecer las afectaciones.

“Durante la jornada de manifestaciones que se efectuaron a favor de los derechos de las mujeres no se reportaron personas lesionadas”, agrega el comunicado.