Este lunes el Southampton propinó un duro golpe en las apuestas y revirtió el papel de víctima ante el Liverpool, actual líder de la Premier League y que hoy por hoy es considerado uno de los equipos más poderosos de Europa.

Con un gol tempranero al minuto 2 de Danny Ings, los ‘Saints’ doblegaron a los Reds y se colocaron en la sexta posición del torneo con 29 puntos, a sólo cuatro de la cima.

A modo de festejo y completamente envuelto por la emoción, el entrenador Ralph Hasenhüttl se puso de rodillas en su zona técnica para después romper en llanto, todavía incrédulo por haber derrotado al equipo dirigido por el alemán Jürgen Klopp, quien se acercó para felicitarlo.

“Pude creer que les podíamos ganar hasta el minuto 92”, dijo Hasenhüttl al finalizar el partido, mientras cada uno de sus futbolistas se acercaba a él y lo reconocían como el artífice del triunfo.

“La mentalidad fue la clave. Estábamos muy golpeados por las lesiones, tuvimos que subir a algunos juveniles y ver cómo mi equipo compitió me hizo emocionarme. La culpa la tuvo el viento por resecarme los ojos”, bromeó al final.

Tras percatarse del llanto de su colega, Klopp se acercó para palmear su gorra y se retiró del campo, con la segunda derrota de la temporada para el Liverpool, campeón y defensor de la Premier League.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter