Susana Cerón Zenteno, víctima de feminicidio en Puebla, fue torturada y estuvo privada de la libertad por nueve días antes de ser asesinada por su pareja sentimental, reveló este día su familia tras el sepelio llevado a cabo en el Panteón Municipal de Puebla.
 
A través de redes sociales su sobrina reprochó que las autoridades los hayan hecho esperar 72 horas (tres días) para poder presentar la denuncia por desaparición ante la Fiscalía General del Estado, pues consideran que ese tiempo pudo ser la diferencia.
 
"Esas 72 horas que esperamos para denunciar su desaparición forzada pudieron hacer la diferencia, Susana fue torturada durante 9 días, hace cinco días le quitaron la vida. Su cuerpo quedó irreconocible, ni su mamá, ni sus hijas pudieron verla por última vez para despedirse", dijo su sobrina en Twitter.
 
Dicha información es parte de los resultados de la necropsia que se le practicó a Susana ayer y tras la cual se le entregó el cuerpo a su familia, quien apenas pudo velarla unas horas en su domicilio ubicado en la unidad habitacional de Xilotzingo.
 
Fue así que por el estado del cuerpo y por la contingencia sanitaria, este mismo sábado se realizó el sepelio en el Panteón Municipal de Puebla, donde un reducido grupo de familiares pudo entrar al cementerio.
 
Hasta el momento las autoridades no han dado resultados respecto a la localización de Efrén, pareja sentimental de Susana y elemento de la Policía Estatal, del cual el gobernador Miguel Barbosa Huerta solo ha podido referir que era muy "mujeriego".