De forma exprés y solamente con sus seres queridos más cercanos, se llevó a cabo el sepelio de Susana Cerón Zenteno, elemento de la Policía Estatal que fue asesinada presuntamente por otro policía que era su pareja sentimental, Efrén Hernández Romero, quien hasta el momento se encuentra prófugo.

A causa de las condiciones por la pandemia del Covid-19, los familiares de Susana Cerón Zenteno realizaron un rápido velorio en la que fuera su última morada ubicada en la Unidad Habitacional Xilotzingo, donde estuvo apenas unas horas.

Debido a las restricciones sanitarias, los asistentes tuvieron que esperar afuera del edificio hasta cerca de las 14:00 horas cuando el cuerpo partió rumbo al Panteón Municipal de la ciudad de Puebla, en la 11 Sur y 35 Poniente.

Una vez ahí un pequeño grupo de familiares esperó hasta que se abrieron las puertas del panteón para poder ingresar con el féretro café con los restos de Susana, quien deja en orfandad a tres menores de edad.

Con solamente aproximadamente 20 de sus seres cercanos adentro, las puertas del Panteón Municipal se volvieron a cerrar para que se pudiera llevar a cabo el sepelio que marca una etapa de este caso de feminicidio.

Cabe señalar que fue el jueves por la noche cuando se reportó el hallazgo del cuerpo de una mujer en una cuneta del Periférico Ecológico, a la altura del Bulevar Forjadores, el cual presuntamente tenía huellas de estrangulamiento.

Al día siguiente, el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el fiscal Gilberto Higuera Bernal, adelantaron que había elementos suficientes para suponer que el cuerpo pertenecía a Susana.

Fue hasta la tarde del mismo día que sus familiares confirmaron a través de pruebas de ADN y de un reconocimiento facial que se trataba de ella, por lo que iniciaron los trámites para recuperar el cuerpo.

Sobre Efrén Hernández Romero, presunto autor del feminicidio, hay que señalar que hasta el momento no se ha reportado su detención aún y cuando las autoridades ya realizaron un cateo en su domicilio del municipio de Cuautlancingo, ubicado a tan sólo unas calles de donde se localizó el cadáver.