Graciela Aguilar Murillo, presidenta de la asociación civil ¡Basta Ya!, señaló que Puebla figura en el tercer lugar a nivel nacional en abuso sexual infantil y que el 80 por ciento de los casos se registran en el núcleo familiar.

Además reveló que a lo largo de la pandemia por Covid se han detectado ocho casos de pornografía infantil.

En conferencia de prensa dentro del marco del Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual Infantil, Aguilar Murillo indicó que está asociación trabaja en dos ámbitos: en la prevención y la intervención, es por ello que propone que el Congreso local retome la iniciativa para conmemorar un día específico de prevención a nivel estatal contra el abuso sexual infantil.

Recordó que desde hace un año esta iniciativa quedó en el aire, por lo anterior se le enviará a los legisladores la propuesta en los próximos días.

Explicó que trabaja en alianza con la Fiscalía General del Estado y la Agencia del Ministerio Público Especializada en Violencia Intrafamiliar y Delitos sexuales para proponer acciones a favor de niños, niñas y adolescentes que sufrieron abusos.

Indicó que según datos de la Fiscalía General del Estado, de enero agosto de este año se registraron 2 mil 254 carpetas de violencia familiar, 79 más que el año pasado, no obstante consideró que son cifras que no arrojan datos claros sobre el número de abusos sexuales a menores.

“Generar mecanismos de regulación, evaluación, para conocer cifras exactas de cuánto de los delitos denunciados son sobre abuso sexual infantil y poder dar datos reales para la toma de decisiones en el ámbito que corresponde, así como trabajar en conjunto gobierno y sociedad civil para aprovechar las plataformas que ¡Basta Ya! y otras organizaciones brindan para la atención integral de las víctimas y su familia”, expuso.

Refirió que el abuso sexual infantil deja muchas secuelas y los niños que vivieron un abuso sexual son adultos rotos y lastimados, por lo que se necesita detener esto y no esperar a que se presenten problemas emocionales y psicológicos.

“Es importante invitar a la cultura de la denuncia ya que este es el pilar fundamental para el cumplimiento de las leyes y lo que permitirá castigar a los culpables, ya que de cada 1 mil casos solo se denuncian 100, de estos 100 solo diez llegan a juicio y de estos solo uno llega una sentencia”, precisó. 

Explicó que Puebla ocupa el tercer lugar nacional en materia de abuso sexual infantil y “se da el 80 por ciento de los casos en el núcleo familiar, con personas que los menores conocen y les tienen confianza y es muy difícil esto, pero justamente estamos tratando de abrir brecha en la cultura de la denuncia, porque un abuso infantil sexual no es como un dolor de cabeza que se quita con una pastilla, el abuso deja muchas secuelas”. 

Expuso que nivel nacional son pocas las estadísticas, sin embargo se estima que 7 de cada 10 niños están siendo abusados. Indicó que en el mes de agosto el gobernador mencionó que a lo largo de esta pandemia se reportaron más de 270 casos de abuso dentro del hogar, además cifras de ellos les ha permitido detectar ocho casos de pornografía infantil en el mismo periodo.

“Este es el problema, abuso o violencia dentro del hogar engloba muchas situaciones y nosotros lo que pedimos es que se hagan investigaciones específicas para saber cuántos de estos casos están siendo abuso sexual hacia menores”, manifestó.