Empresarios poblanos con presencia en el Centro Histórico solicitarán al gobierno del estado se les permita aumentar el aforo al 50 por ciento en sus establecimientos para poder recuperar sus ventas. 

Así lo indicó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, quien consideró que el cambio de semáforo es buena noticia en materia de salud.

Destacó que lo importante es que no se baje la guardia y tanto la ciudadanía como los propios establecimientos sigan respetando las medidas de sanidad, como el uso de cubrebocas y la sana distancia.

Añadió que buscarán un acercamiento con las autoridades para solicitar el aumento de aforo en los restaurantes, para que pase de 30 a 50 por ciento.

"Estaremos buscando un acercamiento con el gobierno del estado para que el aforo pueda llegar al 50 por ciento, pero es muy importante el cumplimiento de la iniciativa privada porque de repente hay lugares que rebasan el aforo o están relajando las medidas y eso sí es preocupante", expuso Méndez Juárez.

Por su parte el dirigente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez respaldó el anuncio que hizo el gobernador Miguel Barbosa Huerta, de mantener las actividades en semáforo naranja y no amarillo, como lo sugirió la federación.

Ayala Vázquez explicó que aunque el semáforo haya cambiado, lo importante es no bajar la guardia y pidió ser responsables, tanto la autoridad, la gente y los comerciantes, para salvaguardar la salud que es lo más importante y no volver al confinamiento.

“Sí respaldamos y no vamos a bajar la guardia; es importante seguir utilizando gel, cubrebocas, mamparas para dividir (...) si el gobierno del estado nos ayuda a mejorar el aforo al 50 por ciento, creemos que podemos nivelar nuestras ventas y tener un poco de utilidad; pero si también el Ayuntamiento nos ayuda a que baje la presencia del comercio informal y que se reabra el paso vehicular, ya sería más fácil sobrevivir”, aseguró. 

Aprovechó para recordar que mil comercios quebraron al no poder pagar renta, luz, salarios y a finales de octubre tendrán otro corte en donde otros comerciantes más se sumarán ya que el hecho de que se tenga competencia desleal con el comercio informal y cerrado el paso vehicular, sigue siendo una afectación muy grave.