El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta anunció que su administración mantendrá al estado en color naranja del semáforo epidemiológico del coronavirus, aunque la federación lo haya ubicado en amarillo a partir de este lunes.

El motivo de la decisión se basa en que es necesario que las medidas sanitarias restrictivas, como el cierre de cines o teatros, se mantengan a fin de evitar un aumento de contagios en la entidad.

Así lo expuso el mandatario durante su conferencia de prensa de este lunes, en la que indicó que analiza la publicación de un decreto en el que quede asentada la decisión, previo consenso con el gobierno federal, para evitar un desacato.

“(…) para nosotros es necesario mantener las medidas restrictivas de color naranja, por el nivel de contagio que existe en la Zona Metropolitana, y más que la Zona Metropolitana, en el municipio de Puebla. Tenemos que entender que esto debe ser con mucha más reserva (…)”, explicó.

Puebla cerró la semana con un aumento en el promedio diario de contagios, en relación al periodo previo, pues el indicador pasó de 109.8 a 124. 

Medidas restrictivas deben mantenerse

Barbosa explicó que aunque la federación haya colocado a Puebla en color amarillo, el estado debe permanecer en naranja, pues el nivel de transmisión del patógeno aun es alto en la capital y su zona conurbada.

El gobernador se dijo sabedor de las necesidades económicas de establecimientos como los cines o los teatros, que ya se alistaban para reabrir con el cambio en el semáforo, pero indicó que es necesario que esos lugares permanezcan cerrados y con ello se evite un aumento en los contagios.

En definitiva, dijo que los “antros” o bares no abrirán en estos periodos.

Ante la decisión, dijo que analizará si es necesario respaldarla con un decreto y evitar así que parezca que su gobierno desacata el cambio en el semáforo que estableció la Secretaría de Salud federal.

Desde junio pasado, la federación delegó a los estados la conducción de las medidas sanitarias para evitar la dispersión del virus.

Aumenta el promedio diario

Al presentar su reporte epidemiológico, la Secretaría de Salud de Puebla (SSA) informó que durante el fin de semana fueron ubicados 339 nuevos contagios, de los que 110 corresponden al viernes, 90 al sábado y 139 al domingo.

De esa forma, el estado cerró la semana con un promedio diario de 124 casos, mientras que en el periodo anterior la media fue de 109.8, por lo que hubo un aumento.

Hasta este lunes Puebla acumula 33 mil 475 contagios, de los que 858 son activos y están distribuidos en 62 municipios.

En hospitales públicos y privados del estado son atendidas 414 personas que presentaron síntomas relacionados con el virus, de las que 73 tienen un estado de salud crítico y requieren el apoyo de un ventilador mecánico.

Durante el fin de semana, también se registraron 26 decesos, de los que 9 corresponden al viernes, 12 al sábado y 5 al domingo. Así, el estado acumula 4 mil 220 muertes que equivalen al 12.6 por ciento del total de contagios.