La Asociación Poblana de Restaurantes y Prestadores de Servicios A.C. (Aprepsac) informó que alrededor de 30 establecimientos se encuentran en riesgo de no volver abrir sus puertas por falta de liquidez, por lo que cerca de 800 fuentes laborales se perderán.

Entre ellos se encuentran La Choza del PescadorMi Ciudad, Chimichurri o Veracruz es Bello.

En conferencia de prensa Arturo Delgado Ramírez, presidente de la Aprepsac, comentó que lo anterior es consecuencia del confinamiento que se llevó a cabo para evitar la propagación del Covid-19, enfermedad que ha cobrado la vida de más de 4 mil poblanos.

Señaló que el impacto en el sector restaurantero ha sido brutal pues las ventas no rebasan el 16 por ciento y el reabrir les ha costado ya que los gastos de operación son caros y no hay tanto flujo de efectivo para pagar insumos, rentas atrasadas, sueldos, protocolos sanitarios, entre otros.

De un universo de 350 restaurantes agremiados, alrededor de 30 permanecen cerrados por la pandemia y podría ser de forma definitiva, lo que afectaría a 800 personas que dependen del sector.

Dijo que el 15 septiembre no fue lo que se esperaba, ya que mucha gente decidió convivir en sus casas antes que ir a los restaurantes. 

Para tener el mismo el registro de ventas de antes de la pandemia pasarán de 2 a 5 años ya que aunque venga la "temporada buena", como Día de Muertos o Navidad, la economía se encuentra muy golpeada y no se podrá tener el repunte esperando.

Por su parte la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac)Olga Méndez Juárez, comentó que actualmente suman 125 establecimientos los que cerraron definitivamente y otros más están en espera del 2021 para ver cómo sigue el panorama.

Algunos de los establecimientos más conocidos que han cerrado sus puertas de forma definitiva son: Burger King, sucursal de Plaza Loreto y San Pedro; “El Portón” y "El Chimichurri", estos dos últimos ubicados en el corredor gastronómico de la Avenida Juárez.