Este 12 de mayo festejamos el Día Internacional de la Enfermera y no podía caer en un mejor momento, pues ante la pandemia que hoy azota al mundo son ellas y ellos los profesionales que atienden en primera línea el Covid-19.

Esta fecha se conmemora desde 1965, pero no fue sino hasta 1974 que se adoptó el 12 de mayo como el día oficial. Esto se debe a que coincide con el natalicio de Florence Nightingale, quien se desempeñó como enfermera, escritora e incluso estadista nacida en Reino Unido en 1820 y que es considerada como una precursora de la enfermería profesional moderna.

 

Origen e historia de esta merecida celebración

Florence Nightingale era conocida también como la dama de la lámpara y fue conocida por ser cuidadora, gestora y docente durante la Guerra de Crimea. El mote de ‘la lámpara’ se le atribuyó porque durante las noches acostumbraba atender a sus pacientes mientras sostenía una lámpara en la mano.

Para noviembre de 1855, con el fin de reconocer su labor, se reunió un fondo que alcanzó las 45 mil libras, dinero que empleó para inaugurar algunos años después la Escuela de Entrenamiento Nightingale, misma que hoy día se conoce como Escuela Florence Nightingale de Enfermería y Partería y que forma parte del King’s College de Londres.

 

El trabajo de Florence también inspiró al filántropo y primer ganador del Premio Nobel de la Paz, Henry Dunuat, quien más tarde fundaría la Cruz Roja y se dedicaría a recabar las propuestas humanitarias adoptadas por la convención de Ginebra.

 

Por parte de un servidor, ¡felicidades a todas y todos ustedes que hacen posible nuestra permanencia en este mundo!

Foto: Twitter / @palindromica - @Bgg6017