Propietarios de la mercería con razón social "La Cadena", ubicada en la calle 3 Norte número 303 del Centro Histórico de Puebla, acusaron que la mañana de este lunes 6 de abril la Fiscalía General del Estado busca realizar una diligencia de cateo aún sin contar con la orden judicial correspondiente.

Dicho comercio se ubica a un costado del inmueble conocido como la Maldita Vecindad, el cual fue cateado y asegurado el pasado 1 de abril por la Fiscalía General del Estado en medio de un operativo donde se aseguraron a cuatro personas y algunos envoltorios de marihuana.

Los asesores legales de los propietarios de la mercería informaron a e-consulta que desde las 10:30 horas comenzaron a llegar agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado con apoyo de la Policía Estatal para intentar entrar al establecimiento, aún sin contar con una orden judicial.

La diligencia, encabezada por la agente del Ministerio Público Yolanda N. y su auxiliar, sería violatoria de la ley, según argumentaron los abogados de "La Cadena", pues al tratarse de un acto de molestia debe contar con una orden judicial emitida por un juez de control, misma que hasta el momento no tienen.

Destacaron una posible estigmatización en contra del negocio que opera desde hace décadas en este lugar, el cual ha seguido operando tras el cateo ya que las únicas cortinas que se inmovilizaron por parte de Protección Civil Municipal  son las aledañas a la entrada de la Maldita Vecindad, marcada con el número 305.

Cerca del medio día de este lunes, la calle 3 Norte, entre la 8 y 10 Poniente se encontraba cerrada debido a la presencia de los elementos ministerial y de la Policía Estatal.

Los propietarios y abogados de "La Cadena" advirtieron que no dejarán realizar ninguna diligencia sin la orden correspondiente.