Tras los recientes casos del coronavirus, la familia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), detectado en China, Tailandia, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos, las autoridades sanitarias mundiales se han puesto en alerta por el rápido avance de este nuevo virus que se contagia entre humanos.

La Comisión Nacional de Salud china confirmó 77 nuevos casos, con lo que ya son 291 las personas que han contraído el coronavirus, luego de su aparición en un mercado de la ciudad de Wuhan (centro) el 07 de enero del 2020.

Según expertos, el coronavirus se parece al mortal SARS, que infectó a más de 8 mil personas y mató a 774 en una pandemia que arrasó con Asia en 2002 y 2003, aunque aún no es tan fuerte.

En México, se revisarán en los aeropuertos a todas las personas que provengan de regiones en las que se ha detectado el virus.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales puede ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el SARS. Los virus de esta familia también pueden causar varias enfermedades en los animales.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos, dificultad para respirar y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte. 

Las recomendaciones estándar para prevenir la propagación de infecciones incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar bien la carne y los huevos. Evite el contacto cercano con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.