Adiós al Tren Turístico y los sueños de esplendor

Miércoles, Noviembre 24, 2021 - 19:01

El sueño era un tren que detonara el turismo y que trasladara a sus trabajos a los cholultecas

Periodista egresada de la UNAM, especializada en política, derechos humanos, religión y migración, con artículos publicados en revistas y diversos medios nacionales. Doctora en Sociología por el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP.     .

El cierre del Tren Turístico Puebla-Cholula es para los cholultecas el fin de un sueño. A tan sólo cuatro años de iniciar operaciones, el tren era más que un atractivo turístico. Ese tren nos dignificaba a toda la población local porque San Pedro Cholula en realidad nunca ha dejado de ser un pueblo, un pueblo pobre, donde casi no hay banquetas, donde no hay hospital propio ni fuentes de empleo; donde no hay buen transporte ni grandes cadenas de hoteles. Y donde estamos acostumbrados a ver que el turismo nada más va de paso.

Cuando rehabilitaron las vías, la población local pensamos que podríamos tener un medio de transporte al centro de Puebla; que seríamos una zona conurbada atractiva y a la que se podría acceder fácilmente.

Pero en los planes de los gobernantes nunca se proyectó hacer del tren turístico un medio de transporte cotidiano. Nunca se abrieron las estaciones e incluso una parte de las vías nunca pudo ser utilizada a cualquier hora.

Como siempre, triunfó la corrupción, lo mal hecho, los planes mediocres y mal diseñados por políticos que van y vienen, de un partido y de otro, de derecha o de izquierda. Nunca hubo la intención de dar un medio de transporte funcional, barato y lindo… que nos abriera las puertas como ciudad colonial.

Pese a dar servicio con todas sus limitaciones, el Tetra Pack tenía unas lindas estaciones. Los conductores levantaban la mano a los curiosos y bien que mal, era ya un atractivo para los visitantes.

San Pedro Cholula forma parte del área metropolitana de Puebla, pero no tenemos grandes avenidas ni los atractivos urbanos como los de Angelópolis que el gobernador Rafael Moreno Valle dejó y que hacen la delicia de propios y ajenos.

Todavía tenemos problemas limítrofes con San Andrés Cholula, cuya zona residencial ha crecido de una manera desmedida.

San Pedro Cholula tiene sus zonas residenciales, pero básicamente somos un pueblo donde 120 mil habitantes enfrentamos problemas derivados de la pobreza y la pobreza extrema. Varios de los barrios y poblados están llenos de ladrilleras familiares, quienes no han podido emigrar a otro tipo de actividad económica porque nunca ha habido voluntad política para asesorarlos y ayudarles a generar otros productos.

Un día le pregunté a un desarrollador de vivienda por qué no compraba ladrillos y materiales con la gente de los pueblos de San Pedro Cholula y en cambio, acudía a abastecerse de ellos a los almacenes de Home Depot. La respuesta fue un contundente: “No atienden a normas de calidad y ni siquiera dan facturas. He tratado de comprarles, pero no pudieron completar el lote de ladrillos que yo necesitaba”.

Durante la pandemia, el tren dejó de pasar, pero ahí se quedaron las vías y un día, con alegría escuchamos el tutu del maquinista.

Hoy, se decidió cerrarlo a partir de enero de 2022. Y el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa dio las razones: “su operación resulta muy costosa y genera pocas ganancias para la entidad. No hay proyecto muchachos, el Tren Turístico se va a parar en el 2022, de una vez se los digo, vamos nosotros a presentar toda la realidad de lo que implica el Tren Turístico, es desastroso”.

El mandatario estatal argumentó que el costo que paga el gobierno del estado por cada viaje en el tren es superior a los $1,500 pesos y peor aún, descartó que su gobierno tenga contemplado algún proyecto para continuar con su operatividad.

El Tren Turístico Puebla-Cholula, que tuvo un costo de $1,113 millones de pesos, fue inaugurado en enero de 2017, por el expresidente Enrique Peña Nieto y el entonces gobernador Rafael Moreno y comunicaba el Centro Histórico de Puebla con la zona Arqueológica de Cholula en un recorrido de 40 minutos, con 284 pasajeros, con tracción basada en un sistema diésel y eléctrico con bajas emisiones contaminantes.

Nos informan que hay personas detenidas y que están siendo procesadas por participar en la puesta en marcha de este proyecto que se ejecutó con "corrupción". Vaya cosa…

El sueño era tener un tren que fuera detonador de turismo, que ayudara a los cholultecas a trasladarse a sus trabajos. La obra que nos enaltecía, que nos dignificaba, simplemente fue un desastre. De un plumazo acabaron con nuestros sueños de esplendor.

Si quiere contarme algo, póngase en contacto conmigo. Me interesa su opinión norcudi@gmail.com


Blogs