82 años de Acción Nacional

Miércoles, Septiembre 22, 2021 - 06:27

Gracias a las y los militantes por aferrarse a los principios que le dan sentido al Partido

Miembro activo del PAN desde 1988, miembro del CEN, consejero Nacional y Estatal; expresidente Estatal del PAN Puebla 2006-2009 y 2012-2015; licenciado en Administración de Empresas; diputado local 2005 y federal 2012. Actualmente, secretario Nacional de Promoción CEN y diputado local electo.

No estamos luchando por obtener una victoria, no estamos luchando por conquistar una gloria, estamos luchando por el bien de México. Los hombres de Acción Nacional tienen un principio inspirador, una energía dinámica que es el deber, y tienen una meta exclusiva en el trabajo político que es el bien común.

Efraín González Luna

El primer partido político de México es el PAN. Con su fundación y su participación nuestro país inició su vida de verdadera democracia. Hoy que recordamos a sus fundadores y actores sobresalientes de la historia de nuestro instituto político, es también ocasión de reconocer a todos aquellos militantes que quizá nunca pronunciaron discurso, no fueron propuestos a ninguna candidatura, tampoco ejercieron cargo público, lo que a veces llamamos “panistas de a pie”; también a todos aquellos que sin estar inscritos en el padrón de miembros han sido fieles a los principios, confiando en nuestras propuestas y votado en consecuencia. Ellos también fueron, son y serán parte fundamental de nuestra fuerza política.

A ellos también debemos reconocer, valorar y celebrar en este aniversario más, de ellos también es esta celebración. Son millones de mexicanos y mexicanas que elección tras elección han sido fieles y han salido a votar por las opciones propuestas por el blanquiazul. También es la militancia la que, en tiempos ordinarios, se capacitan, organizan, visitan, gestionan, ayudan y promueven el trabajo político de manera permanente.

Quiero a través de estas modestas líneas reconocer a esos “militantes de a pie” y a todos los ciudadanos que nos han elegido, por mantener vivo al Partido Acción Nacional durante todos estos años.

Cuántas historias podríamos contar a lo largo y ancho de nuestro México de ciudadanos que, identificados con nuestros valores y principios han salido a promover el voto en favor de nuestras siglas. Cuántos más han apoyado a nuestras y nuestros candidatos. ¿Acaso podemos afirmar que la transición del país la hicimos solo los panistas o que las alternancias en las gubernaturas lo logramos solos? No, Acción Nacional no sería nada sin la fuerza de los ciudadanos libres que deciden confiar en nosotros. Gracias a esa militancia, el PAN y la ciudadanía sigue presente y pujante como ningún otro partido político en México.

Porque quien de verdad conoce al PAN sabe que somos una herramienta de la ciudadanía y celebrar ochenta y dos años debe ser una gran fiesta de agradecimiento y nunca de alabanza propia. Es una ocasión para hacer una reflexión humilde y reconocer que seguimos en pie de lucha gracias a los millones de ciudadanos y ciudadanas que nos acompañan siempre.

Recordemos los multitudinarios mítines de todas y todos nuestros candidatos, siempre estuvieron rodeados de ciudadanos que quizá nunca estuvieron o estarán en nuestras filas o reconocidos como militantes, ellos fueron sin duda los artífices de los grandes triunfos del PAN.

Es el militante de cada comunidad que mantiene el anhelo vivo de que México merece ser una Patria ordenada y generosa y brindar una vida mejor y más digna, como lo enuncia nuestro lema.

Gracias militantes por aferrarse a los principios que le dan sentido al Partido; aferrarse significa vivir conforme a lo que ellos dictan procurando siempre el respeto a la Dignidad de la Persona Humana, la Solidaridad y la Subsidiariedad cada día y todos los días, porque así con esa congruencia no solo construimos la Patria que deseamos, sino propiciamos confianza en nuestro Partido.

Ustedes son la voz que no puede ser ignorada, la mano de obra que siempre debe ser valorada y reconocida, la conciencia de quienes ocupamos un cargo público o partidista.

Y por supuesto: Gracias ciudadanía que nos continúa brindando la confianza, que está pendiente al quehacer de nuestras autoridades y representantes, que a veces nos aplaude y a veces no, con el afán de cumplir con el cometido de dar respuesta al ciudadano con sus necesidades.

Felicidades por contagiar de generación a generación la pasión por militar en el mejor partido político de México. Felicidades a las y los ciudadanos, por creer y confiar en este Partido que nunca deberá dejar de ponerlos en el centro de su acción política, porque hacerlo sería sin duda, perder el sentido de nuestra existencia.

¡Viva Acción Nacional!