La caída del Auditor Superior del Estado

Lunes, Septiembre 20, 2021 - 18:31

A Francisco Romero Serrano lo conocí y nuestra relación fue fraterna hasta que se rompió

Político, profesionista y periodista Poblano. Ex-presidente estatal del PRD. Presidente Estatal de Iniciativa Galileos APN. Rector del Instituto de Ciencias Ecuestres.

A Francisco Romero Serrano lo conocí cuando ingresó en el Colegio de Contadores Públicos del Estado de Puebla. Yo en ese momento era muy activo en el Colegio de Contadores y Paco se integró rápidamente a la dinámica de la representación profesional. Siempre tuvo la aspiración legítima de presidir el Colegio de Contadores debido a que ese cargo te otorga un gran prestigio en el gremio, no solo de nuestra profesión, sino que también con los empresarios y por su puesto con las entidades gubernamentales tanto federales como estatales y sobre todo municipales que se traduce en trabajo.

Al ser la mayoría de los que somos socios Auditores Registrados para realizar auditorías a empresas o gobiernos, Paco Romero escaló peldaños en la dirección del Colegio hasta que logró su objetivo de ser presidente en el año 2010 cuando rompió con nosotros. Los motivos la verdad los desconozco, pero se rumoró que se debió a una cuenta que no pudo contratarse como auditor del municipio de San Pedro Cholula, la que se le asignó a otro colega y esto lo hizo estallar en cólera y abandonar el colegio de Puebla para irse a refugiar al de Quintana Roo.

Hizo campaña con Mario Montero Serrano cuando aspiró a la presidencia municipal pues quería ser tesorero, aunque los derrotamos en esa elección del 2010 que ganó Eduardo Rivera y puedo hablar en primera persona porque yo era presidente estatal del PRD, uno de los partidos de la coalición triunfadora en esa elección.

Al ser inquieto porque lo es y además es correcto, se hizo presidente del Consejo de Organismos Empresariales (COE), aquel que fundó Javier Maldonado Moctezuma cuando rompió con CANACINTRA y los demás organismos empresariales tradicionales. Posteriormente en el año 2018 creó un organismo raro al que llamó SINDEMEX (Sindicato Nacional de Empresarios). Es tenaz y el accidente del 24 de diciembre de ese 2018 le corrigió la plana para lograr por primera vez un puesto como el que siempre ambicionó. Obtuvo el apoyo de quien fue nuestro maestro y decano por décadas, Rafael Moreno Valle Sánchez (QEPD). El querido Maestro lo apoyó con todo y contra todos para abogar por él, ante el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo y llegó a ser el Auditor Superior del Estado.

En ese cargo se narran historias dignas de una película de terror, aunque yo no sé si son o no ciertas y ya serán las autoridades correspondientes las que tengan que esclarecer esos hechos.

Lo que sí puedo es afirmar que la relación que siempre tuve con él fue fraterna y cercana y se rompió cuando le advertí que le podía pasar lo que al parecer puede ocurrirle y que es salir por la puerta de atrás de un encargo que tendría que culminar hasta el 2026.

Mi estimado colega: Te lo dije.