Otoño e invierno, riesgo de contagios de Covid

Viernes, Septiembre 17, 2021 - 19:59

Es necesario adecuar las estrategias de salud pública en el período invernal en el estado de Puebla

Director General de Investigación de la Vicerrectoría de Investigación y estudios de Posgrado BUAP, médico de profesión y doctor en neurociencias. Es miembro del SNI y la Academia Nacional de Medicina

En pocos días entraremos de lleno al otoño y eso disminuirá la temperatura, la humedad relativa y la cantidad de la radiación ultravioleta. Se sabe que estas variables juegan un papel muy importante en la transmisión de diferentes virus respiratorios como son: los de la influenza del grupo A y B, el virus sincitial respiratorio, adenovirus, metapneumovirus y de otros coronavirus.

Adicionalmente, las temperaturas bajas provocan que cerremos ventanas y disminuye la ventilación de los espacios cerrados y los humanos tendemos a agruparnos, lo que incrementa la presencia de gotas de saliva del coronavirus SARS-CoV-2.

En un estudio reciente en la prestigiosa revista Scientific Reports, el Dr. Chen y sus colaboradores, analizaron el efecto de la latitud sobre el número total de casos de enfermos de COVID-19. Sus resultados muestran un incremento de un 4.3 por ciento en los casos por grado de latitud que se aleja del Ecuador terrestre. Estos resultados son relevantes para la Salud Pública, ya que un municipio que esté a 1,000 km. del Ecuador terrestre se esperaría un incremento de un 33 por ciento de casos por millón de habitantes.

Esta es una variable relevante ya que un grado de latitud equivale en promedio a 111 Kilómetros. Así que estimado lector la ciudad de Puebla cuya latitud es de 19.0413 deberíamos esperar un incremento de un 66 por ciento de casos debido a las causas geofísicas.

Esto implica que antes del período otoño/invierno deberíamos haber logrado tasas de vacunación de al menos un 70 por ciento de los habitantes, cosa que no sucederá dado que tenemos tasas de vacunación menores a un 50 por ciento de la población. Entonces, ¿cuál es la estrategia que se debe seguir?

Un cambio muy agresivo de la estrategia de vacunación, lo que permita incrementar tasas de vacunados en septiembre y octubre, así como hacer un cambio de la política de información a la población respecto al incremento de la transmisión de los virus respiratorios, incluyendo el SARS-CoV-2.

Es necesario por lo tanto adecuar las estrategias de salud pública en el período invernal en el estado de Puebla, en base a la posición geográfica de las distintas regiones del estado, ya que tienen diferentes condiciones climáticas y de latitud, las cuales deben ser consideradas y evitar de esta forma una nueva ola de contagios en el período invernal.