Los municipios que la oposición no quiso ganar

Lunes, Junio 14, 2021 - 19:49

De haber ido unidos en todo el estado PAN-PRI-PRD, otros resultados se cantarían

Político, profesionista y periodista Poblano. Ex-presidente estatal del PRD. Presidente Estatal de Iniciativa Galileos APN. Rector del Instituto de Ciencias Ecuestres.

En esta elección es de llamar la atención que municipios como San Martín Texmelucan y Amozoc en el estado de Puebla, en donde Norma Layón y Mario de la Rosa -actuales presidentes municipales que no están bien evaluados por sus gobernados-, en ambos casos la mayoría de los electores de esos municipios reprueban su gestión de los últimos tres años y sin embargo, hasta el momento ambos tienen su constancia de mayoría lo que significa que en una primera instancia tuvieron más votos que sus oponentes y de no perder las impugnaciones que se tendrán en ambos casos, lograrán reelegirse. ¿A qué se debe que si están tan mal evaluados como presidentes municipales, sean reelectos? La respuesta está en la actuación de las dirigencias de la alianza opositora ‘Va por Puebla’ (PAN-PRI-PRD) en estos municipios.

Analicemos el caso de San Martín Texmelucan que está a un paso de ser gobernado por otros tres años por la reprobada morenista, Norma Layón. Aquí la alianza opositora no se pudo poner de acuerdo y el PRI-PRD postuló a Edgar Jesús Salomón Escorza que tuvo 8,168 votos y el PRI a Jorge Alberto Pedraza Almazán que tuvo 5,350 votos, sumados dan 13,518 con los que sin problema hubieran superado al candidato que quedó en segundo lugar de Movimiento Ciudadano (MC), Abraham Irving Salazar Pérez con 9,089 votos y a la misma morenista, Norma Layón que ganó con 10,175 votos después del recuento de las boletas. Queda claro que aquí faltó oficio político de los dirigentes de los partidos opositores y presentar una sola planilla y al no hacerlo perdieron los opositores. Lo mismo ocurrió en Izúcar de Matamoros, Acajete, Acatzingo, Huachinango y mucho municipio más.

Algo similar ocurrió en Amozoc en donde Mario de la Rosa ganó con 10,772 votos por encima del expanista y también expresidente municipal de este municipio, José Sánchez Cruz quien compitió por Nueva Alianza y tuvo los nada despreciables 8,100 votos. En tercer lugar, quedó el PAN con 7,191 votos con Raúl de Ita y en cuarto el PRD-PRI con Beto Gil y sus 2,215 votos. Si hubiera presentado una sola planilla por el PAN-PRI-PRD y evitado el desprendimiento del PAN de José Sánchez Cruz, en su conjunto hubieran sumado 17,505. Y hubieran ganado con todo y los votos del turismo electoral de los miembros de la religión ‘La luz del mundo’ a favor de Mario de la Rosa y de MORENA.

Algo similar ocurrió en Tecamachalco en donde PAN-PRI-PRD hubieran evitado el desprendimiento de Inés Saturnino López Ponce, más los votos de los partidos divididos, el morenista Ignacio Mier Jr. no sería presidente electo de este municipio.

¿Será que hizo falta Rafael Moreno Valle para poner en orden la oposición y en los municipios otro resultado se cantaría?

Solo aquí se mencionan algunos casos de los muchos donde el partido MORENA-PT debió haber perdido y no fue así porque la oposición no quiso ganar.