El fin de la era de Pablo Iglesias

Domingo, Mayo 9, 2021 - 20:27

Podemos terminó con el bipartidismo en España desde la caída del franquismo en 1975

Politólogo y Maestro en Ciencias Políticas. Académico de la BUAP. Sindicalista y dirigente FROC-Puebla. CONLABOR. Ex Diputado Local y Federal

En este espacio le hemos dado un peculiar seguimiento a la política española a partir del movimiento 15M en 2011, que fueron manifestaciones pacíficas convocada por diversos colectivos con el fin de exigir una mayor participación social y terminar con el bipartidismo. A partir de ello surge el partido político Podemos que participó en 2014 por primera vez en las elecciones europeas y ganó cuatro eurodiputados.

Una de las caras más visibles de este partido fue el politólogo Pablo Iglesias, un profesor universitario de Ciencias Políticas, quien se caracteriza por un discurso de izquierda a favor de los menos favorecidos y grupos minoritarios con lo que logró colocarse en el colectivo ciudadano como un líder social y político.

Siete años después ha renunciado a todos sus cargos y participación en la vida política de España, después de haber estado al frente de una de las peores derrotas para la izquierda en Madrid.

Para las elecciones de 2015, Podemos entra en el Congreso con 42 asientos en la Cámara de Diputados. En la repetición de las elecciones en 2016 lograron 45, que junto con otros partidos afines logran una coalición de 71 curules.

Sin embargo, para 2019 Podemos quedar sólo con 33 asientos, para después en diciembre de ese mismo año, sólo quedaron 26 representantes, con lo que comenzaba un declive en las preferencias electorales.

Pero para Iglesias mejoró, porque en esas elecciones junto con la coalición de izquierdas logra que el candidato del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez gane la presidencia de España e Iglesias la vicepresidencia segunda dentro del gobierno español; mismo cargo al que renunció en marzo precisamente para postularse en las elecciones de Madrid donde tuvo una derrota sin precedente, por la derecha del Partido Popular.

En un acto de congruencia política, Pablo Iglesias ha renunciado a todos sus cargos, afirmó "No voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos que se tiene que producir".

Tal vez uno de los legados más importantes que deja Iglesias es un partido consolidado, y todo parece indicar que será Yolanda Díaz quien sea quien lo dirija, pero sobre todo fue que Podemos terminó con el bipartidismo que se había instaurado en España desde el término del franquismo en 1975, donde la democracia española se regía sólo por el PSOE y el PP.


Encuesta