La apatía poblana para ser funcionario de casilla

Lunes, Marzo 22, 2021 - 20:29

La única manera de darles una patada en el trasero a los que nos gobiernan es con el voto

Político, profesionista y periodista Poblano. Ex-presidente estatal del PRD. Presidente Estatal de Iniciativa Galileos APN. Rector del Instituto de Ciencias Ecuestres.

Hace unos momentos tocó a mi puerta un trabajador del INE, preguntando por mí y de inmediato lo atendí, me pedía colaborar para ser funcionario de casilla, lo cual agradecí en razón de que para mí es un honor colaborar en cualquier elección, sin embargo sé que las y los ciudadanos que nacieron en agosto y septiembre son los que serán convocados para integrar las mesas directivas de casilla y contar los votos en el Proceso Electoral Federal y concurrente 2020-2021 del próximo 6 de junio, en la que será la elección más grande de la historia de México, de acuerdo con el resultado del sorteo que se realizó el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE). Y mi mes de cumpleaños es febrero.

He seguido con atención las declaraciones del Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello que ha dicho a los diferentes medios de comunicación que: Este procedimiento es uno de los pasos más importantes del proceso electoral, ya que representa “la cadena de confianza de las elecciones”, para asegurar la selección de más de un millón 469 mil personas que habrán de fungir como funcionarias y funcionarios de casilla, a partir de un principio aleatorio denominado insaculación. 

También de este procedimiento ha señalado: “Hoy este proceso es un referente a nivel mundial por su calidad técnica, por su confiabilidad y por haber garantizado que la competencia política, con altos grados de alternancia, transcurra por los cauces legales de manera ordenada y pacífica”. Y lo he escuchado también decir: Que la insaculación tiene un doble propósito: por un lado, dar certeza a las fuerzas políticas y a la ciudadanía sobre la imparcialidad de quiénes cuidarán las casillas y, por el otro, proteger precisamente a las y los funcionarios que cumplirán esa función ante las eventuales intromisiones o presiones indebidas por parte de cualquier tipo de actor político. 

Coincido abiertamente con estas afirmaciones, sin embargo, a decir del joven que trabaja en el INE y que hoy acudió a mi domicilio, preguntando por mí y haciéndome esa honrosa invitación, mis vecinos de la sección electoral a la que pertenezco  mayores de edad con credencial vigente para votar y que nacieron en agosto y septiembre fueron pocos los que aceptaron la invitación y es por ello que están invitando a todos aquellos que en el pasado hemos participado como funcionarios de casilla en pasadas elecciones.

¿A qué se deberá tanta apatía? ¿Será que la situación actual de nuestro país los tiene tan pesimistas, que se han derrotado y por ello muestran ese estado de ánimo? Yo al menos también en ocasiones me he


Encuesta