La culpa no ha sido sólo de allá arriba

Miércoles, Enero 13, 2021 - 07:41

El sustento de un hogar ha sido el factor del crecimiento de la pandemia

De Acatzingo. Politólogo BUAP. Director Atención Ciudadana Ayuntamiento de Puebla, Encargado de despacho de la Coordinación General de Delegaciones de la SEDESOL del Gobierno de Puebla y Asesor de Municipal. Responsable de Enlace Legislativo en el Congreso de la Unión

Resultaría interesante saber cuáles han sido las acciones que las autoridades municipales han realizado para prevenir mayor número de contagios del CORONAVIRUS entre su población, sobre todo para los municipios que forman parte de las zonas metropolitanas, pues es ahí donde se presentan 9 de cada 10 casos activos, por las propias condiciones y actividades que realiza su población.

Hasta el 31 de diciembre de 2020, en 93.5% de los municipios del país (2,306 de los 2,465) se había registrado al menos un caso positivo de COVID-19, según información recopilada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en el cual informa que los 159 municipios restantes donde no se han registrado casos positivos de COVID-19 comparten algunas características: en su mayoría se localizan en el estado de Oaxaca (143), en regiones montañosas, con baja densidad de población y con más de la mitad de su población con accesibilidad muy baja o baja a carretera pavimentada.

Es decir, por las caracteristicas de la mayoria de la gente, la movilidad jamás va a disminuir porque todos requieren de un sustento en el hogar, el cual pudo haber sido el Ingreso Basico Universal, pero que fue negado por los diputados de MORENA y sus aliados que son mayoría en la Cámara de diputados Federal, al no aprobarlo y preferir cumplir los caprichos del Presidente de la República, aprobando el uso de los recursos federales, para invertir en el Aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya o la Refinería de Dos Bocas.

Y si la Federación no prioriza a la gente más vulnerable como lo prometió, el Gobierno de nuestro Estado hasta ahora ha carecido de voluntad y estrategia para implementar acciones que ayuden a la estabilidad económica familiar y con ello a la disminución de los contagios, por lo que ha quedado demostrado que a “decretazos” las curvas de contagios no ceden.

Tal vez sea tiempo de hacer a un lado la mezquindad con la que se ha menospreciado el tema del ingreso y darle solución para que todos los sectores que piden sean atendidos puedan generar ingresos y tengan alternativas para no cerrar de manera definitiva sus negocios o recurrir al comercio informal que mucha ha sumado a la propagación del virus.

Esa misma tarea deberán hacerla propia los municipios para diseñar estrategias estrictas y responsables en el uso de los recursos públicos y las medidas de prevención necesarias, pues si bien desde inicios del mes de abril del año pasado contaron con una “Guía informativa para Presidentes Municipales sobre COVID-19”, generada por el Gobierno Federal, muchos parecieran que ni eso recibieron y los resultados están en las familias afectadas, ya sea con la pérdida irreparable de un ser querido o con la pérdida de un patrimonio que llegaron a tener.

No sólo es un problema de organización y falta de estrategia que inicie de “allá arriba” como suelen decir las y los Alcaldes, ha sido, es y será, un problema que perdure mientras ellos tambien como autoridad no actúen y se responsabilicen de lo que les corresponde.

Twitter: @IrvinGarciaRami


Encuesta