2020: perseverancia, reinvención y supervivencia

Miércoles, Diciembre 30, 2020 - 15:19

Nuestra fortaleza, capacidad y decisión nos ayudará a tener un mejor 2021

De Acatzingo. Politólogo BUAP. Director Atención Ciudadana Ayuntamiento de Puebla, Encargado de despacho de la Coordinación General de Delegaciones de la SEDESOL del Gobierno de Puebla y Asesor de Municipal. Responsable de Enlace Legislativo en el Congreso de la Unión

Presenciar el cierre de un año como el 2020 será sinónimo de perseverancia, reinvención y supervivencia, por las circunstancias de salud, económicas y sociales por las que todos los seres humanos del mundo estamos pasando a causa de la pandemia por el Coronavirus; particularmente en nuestro país, se suma la falta de decisión del Gobierno Federal por adquirir las vacunas suficientes para contrarrestar los contagios, el desinterés social por cumplir las medidas de prevención obligatorias y la necesidad de la de la gente por salir a la calle para obtener el sustento de su hogar, lo que ha hecho que las consecuencias por este virus sean fatales. 

Sin embargo hay lecciones que nos quedaremos para el arranque de un año que se vislumbra más complicado que el que cerramos, pero si de algo debemos estar seguros, es que quienes subsistan a la pandemia, serán una nueva generación que pueda sobresalir ante cualquier adversidad.

La salud personal paso a ser un factor decisivo para sobrevivir a la pandemia, pues hoy sabemos que ser y estar saludables, aplicando las prácticas del plato del buen comer y de la jarra del buen beber, así como la activación física, son hábitos que tendremos que hacerlos parte de nuestra vida cotidiana, más allá de los resultados para la apariencia física, deberán ser para prevenir una enfermedad crónico-degenerativa que nos haga más propensos a un contagio y lo que es peor caer hospitalizado y que no podamos ser atendidos, por la falta de estructura hospitalaria gubernamental o por falta de recurso económico ante una institución privada.

Entendimos que el trabajo y la educación pueden ser a distancia, incluso hay quienes pudieron  llevar a cabo dos o más actividades en el caso del trabajo, para garantizar un ingreso que diera estabilidad a los gastos del hogar; en ambos casos se puso en práctica la organización del tiempo y recursos, así como la reorganización en el hogar para que todos pudieran cumplir con las tareas diarias; sin duda esto amplió la visión en el uso de las tecnologías para aprovecharlas como área de oportunidad en tiempos donde el trabajo presencial y formal está escaso por la mal economía que se ha descuidado con un gobierno improvisado, que sabe todos los problemas, pero que no ha sabido darles soluciones.

Quedo claro que el bienestar de uno nos compromete a todos y bajo esa lógica fuimos testigos de grupos que se organizaron en la recolección y distribución de alimentos para quienes han padecido problemas económicos graves imposibilitándolos tener lo indispensable para vivir, que además no tienen acceso a los escasos y politizados programas alimentarios que se implementaron desde el gobierno y ante un aumento de inseguridad y violencia, la solución estuvo en que los ciudadanos fueran quienes hicieran frente a las problemáticas.

El 2021 seguirá siendo un año de supervivencia, pero vamos con un camino recorrido y  aprendizajes de este año que termina, mismos que nos ayudarán a tomar mejores decisiones para el bien de nosotros y de quienes nos rodean; hemos demostrado fortaleza, capacidad y decisión al salir cada uno de nosotros diariamente a enfrentar lo grave de este año, pero nuestra motivación por salir adelante por los nuestros, hará que nos vaya bien a las y los poblanos.

Twitter: @IrvinGarciaRami

P.D. Feliz año nuevo para todas y todos, que sea un 2021 de salud y prosperidad; muchas gracias a esta casa periodística, sitio de referencia obligada en nuestro Estado y a quienes me han acompañado durante este tiempo en la lectura de las aportaciones.  


Encuesta