Comerciantes establecidos del Centro Histórico de Puebla rechazaron la nueva estrategia del ayuntamiento para ordenar a vendedores ambulantes, pues denunciaron que ahora son obstruidos los accesos a sus negocios y persiste la competencia desleal.

Lo anterior a diez días de que el gobierno municipal de Eduardo Rivera Pérez permitió la instalación de ambulantes con la condición de reducir su número y “sin tocar” la calle 5 de Mayo.

En un sondeo realizado este martes, comerciantes indicaron que el fin de semana del 15 al 17 de octubre tuvieron un incremento en sus ventas de hasta el 35 por ciento, debido a que no hubo ambulantes por la entrada del nuevo gobierno, sin embargo, tras su regreso nuevamente bajaron sus ventas.

“Ahora ya nos los apilaron en las entradas de los locales, el chiste de esta situación es que los quitaran. Eso no es una cosa negociable, nos tapan las entradas, obviamente si hay menos ambulantes, pero que los quiten. El fin de semana que los quitaron, nos recuperamos poquito, ahorita está igual”, apuntó una comerciante de calzado.

Comerciantes afectados en la 8 poniente

El gerente de una zapatería ubicada sobre la 8 poniente esquina con la calle 5 de mayo, calificó como una “mala decisión” permitir la estadía de ambulantes con la condición de que estén “pegados” a la pared, pues ahora tapan los exhibidores y las entradas.

Comentó que las ventas aumentaron un 35 por ciento el fin de semana que no se instaló el comercio informal debido a que no tenía competencia de calzado en la parte de afuera, “si me perjudica ahora en el hecho de que la gente no nos distingue como tal, porque nos tapan absolutamente todos”.

Otra comerciante encargada de “Jean´s West”, tienda dedicada a la venta de pantalones de mezclilla, declaró que sí se observa un “leve” cambio en las banquetas, pues ya fueron despejadas y no obstaculizan el paso a los peatones y automovilistas.

Sin embargo, explicó que los ambulantes no respetan sus lugares asignados por su líder, pues luego agarran hasta medio metro de la entrada de un local establecido para poner sus productos, lo que perjudica en las ventas y hace que los ciudadanos se confundan de lo que es un comercio establecido y un comercio informal.

“El problema es que nos afecta a los locatarios como tal en las entradas, nos están tapando. No se me hace justo que los quitaron bien de las calles para pegarlos a la pared y aun así a nosotros nos afecta. No ven nuestra entrada, no ven que vendemos y se fijan más en ellos que están afuera y ni para decirles nada por qué dicen que es suelo y que no están dentro de nuestro local, si les decimos algo mandan a traer al líder y no hay un acuerdo”, enfatizó.

Exigen “piso parejo”

Por su parte un comerciante dedicado a la venta de ropa para mujeres, pidió a las autoridades que los ambulantes paguen una cuota para que tengan permiso de instalarse y sean reubicados en alguna zona que no afecte al comercio establecido del Centro Histórico.

“Yo pido que exista un orden, para mí sería mejor que les cobraran porque ni siquiera están pagando impuestos, o servicios como la renta, luz, agua y empleados”, dijo.

El locatario señaló que si las ventas se vienen abajo es por lo mismo de que hay presencia de ambulantes en el primer cuadro de la ciudad y sus precios no pueden competir con los precios que ellos manejan.

En contraste una locataria dedicada a la venta de artículos de fiestas dijo que ella sí se vio beneficiada el que los ambulantes despejaran las vialidades porque su negocio se llega a observar, lo que hace que la clientela entre mucho más seguido.

“Yo como local establecido veo perfecta esta idea de que estén pegados a la pared, si los ambulantes están afuera nos tapan mucho la vista, nos toman la luz, nos dejan basura. De un 50 por ciento que vendía ahora ya tengo un 70 por ciento, si ellos están sobre carretera nos tapaban con sus carpas, sus sombrillas y no nos veíamos nada. Sí sería perfecto que los reubicaran en otras zonas porque si nos hacen mucho contrapeso es una venta desleal”, declaró.

Finalmente la encargada de la tienda Libia sobre la 5 de Mayo, Centro Histórico, dijo que no ha visto una mejora durante la actual administración, pues el comercio informal sigue sin ser ordenado, además de que continúan bloqueando las calles y contaminando las avenidas.

Aclaró que se debe atender el tema de arreglar las banquetas, calles y los hundimientos que hay en el primer cuadro de la ciudad, así como las jardineras que se encuentran alrededor.

“La gente tiene temor de bajar porque está todo inseguro, se sientan intranquilos, ya no quieren caminar por esta zona y eso hace que tengamos disminución en nuestras ventas”, expresó.

Pactan por la 5 de Mayo

El martes 19 de octubre, el ayuntamiento anunció que sí permitirá la instalación de vendedores ambulantes, pero solo en la periferia del Centro Histórico, mediante el pago de cuotas directamente al municipio y “sin tocar” la calle 5 de Mayo en los 3 años de gobierno de Rivera Pérez.

El titular de la Segom, Jorge Antonio Cruz Lepe, informó que uno de los acuerdos planteados con los comerciantes es que no se podrán instalar en la 5 de Mayo, también detalló que se contemplaba prohibir la instalación en las calles 8 y 10 poniente, aunque señaló que el ordenamiento continúa en análisis y en pláticas con las organizaciones.

Este día, en entrevista después del inicio del programa "Intervención de Grandes Parques", Rivera Pérez aclaró que han tenido una buena apertura y diálogo con los ambulantes, pues se han llegado acuerdos importantes, como el de despejar la calle 5 de mayo y el zócalo de la ciudad.

Dijo que están encontrando las alternativas necesarias para que el comercio se pueda reordenar y puedan realizar sus actividades comerciales en otros puntos de la ciudad, "estamos en el diálogo y el intercambio de puntos de vista con las 23 organizaciones y con el Secretario de Gobernación".