La jueza María de los Ángeles Muñoz Cortés del Juzgado Segundo de lo Familiar del Estado de Puebla, fue señalada por dos madres de familia por dictar resoluciones presuntamente "no ajustadas a derecho" al otorgar la custodia de sus hijos al padre biológico, a pesar de ser víctimas de violencia por parte de su pareja.

El primer caso corresponde a Ivonne Daniela Flores, quien mantuvo una relación con David H., y fue víctima de violencia sexual y psicológica. En 2018 decidió separarse y llegaron a un acuerdo de custodia en donde ambos tenían a su pequeña.

Fue en octubre de ese año cuando su expareja ya no quiso regresar a su hija a la casa e interpuso una orden de alejamiento.

David H. interpuso una denuncia contra Daniela Flores por acoso sexual en agravio de la menor, denuncia que ya ha sido archivada tres veces, sin embargo, el Ministerio Público y la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Género no ha tenido la capacidad de defender el caso ante el juez de control.

"La jueza María de los Ángeles Muñoz Cortés no ha podido acreditar la denuncia interpuesta en contra de Daniela. La niña dice que no ha sido víctima de ningún delito por parte de su madre. En las periciales ha sido demostrado que ella no ha tenido ningún daño psicológico o que haya sufrido por parte de su madre; no han podido acreditar el delito porque no existe", expuso la abogada Cecilia Monzón.

La abogada que lleva el caso, señaló que la jueza Segundo de lo Familiar, a pesar de que David H., está vinculado a proceso le otorgó la guardia y custodia de su hija

Indicó que después de dos años de litigio Daniela Flores por fin tuvo una convivencia autorizada de manera personal para ver a su hija, sin embargo, exige a las autoridades correspondientes esclarezcan el proceso legal de custodia.

Otro caso fue el de Samantha Andrea Quiroz, quien explicó que desde hace 36 meses la jueza Muñoz Cortés le ha impedido las visitas y las llamadas con su hijo, después que su expareja la denunciara para quitarle la patria potestad de su hijo. 

El padre de su hijo argumentó que Andrea Quiroz era una persona inmoral, violenta y alcohólica, lo que nunca fue comprobado.

Señaló que la jueza no  ha dado el falló a su favor para poder tener una convivencia con el pequeño. "No he tenido visitas, ya salieron periciales de psicología y mi hijo tiene un daño emocional por el impedimento que tiene conmigo. Y la juez no ha hecho nada".