El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que invitó al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, a integrarse a su gabinete una vez que concluya su mandato el próximo 1 de noviembre.

Durante un acto en Playas de Rosarito, el mandatario confirmó la invitación señalando que el gobernador morenista podría desempeñarse en donde quisiera, esto en medio de los rumores sobre su designación como titular de la Secretaría de Bienestar.

“Lo queremos mucho y le agradecemos por su trabajo, no solo por lo que ha hecho en estos últimos dos años como gobernador, sino por lo que ha hecho desde hace mucho tiempo para que se creara conciencia de la necesidad de un cambio en Baja California”, refirió.

Bonilla se suma al grupo de gobernadores convocados al gabinete presidencial, como Adán Augusto López, quien solicitó licencia a la gubernatura de Tabasco para asumir como secretario de Gobernación; Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa, llamado a ocupar la embajada de México en España, y al exmandatario panista de Nayarit, Antonio Echevarría.

Posteriormente López Obrador firmó el acuerdo por el que se regularizarán los vehículos conocidos como “chocolate” en los estados fronterizos del norte. Con este acuerdo se recaudarán hasta mil 300 millones de pesos en Baja California, pues hay alrededor de 500 mil autos irregulares.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, precisó que en 10 meses se utilizaron 370 autos “chocolate” para cometer diversos delitos.

Según el artículo transitorio incorporado de última al dictamen de la Ley de Ingresos 2022, los ingresos derivados de esta regularización serán destinados a acciones de pavimentación en municipios de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

José Medina Mora, director de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que la decisión será un duro golpe a la industria automotriz, que es una de las que más empleos genera.

Asimismo, señaló que el problema radica en que el ingreso ilegal de autos representa un acto de evasión fiscal con el que se benefician organizaciones criminales, grupos que promueven la corrupción e incluso que cometen otros delitos.