Un bebé que nació de forma prematura, fue abandonado la mañana de este lunes en una camioneta cuyo propietario acudió a realizar diversas compras en la Central de Abasto de la ciudad de Puebla.

Tras el hallazgo, el hombre decidió llamar a la policía y a los paramédicos, sin que se ubicara al o a la responsable del delito de abandono de persona. 

Este lunes por la mañana, antes de las 6 horas, un hombre llegó a la Central de Abasto de Puebla con el fin de comprar legumbres. Dejó abierta la cajuela de su camioneta para facilitar la operación pero al regreso se llevó una gran sorpresa ya que notó que un bebé envuelto en una cobija había sido abandonado en su unidad. 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del municipio de Puebla y paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) recibieron la petición de ayuda, por lo que se movilizaron a la Vía Corta a Santa Ana a la altura del Tianguis Piedad Nacozari. 

Los oficiales de la unidad 028 entrevistaron al conductor y peticionario y resguardaron al bebé hasta la llegada de los especialistas de la medicina que revisaron y valoraron al menor, determinando que se trata de un bebé que nació de forma prematura, a los siete meses de gestación. 

Pese a que en la zona las autoridades no lograron ubicar al o a la responsable, ya se investiga el paradero de quien abandonó al pequeño.