Luego de que la periodista Azucena Uresti, y diversos medios de comunicación fueran amenazados por supuestos integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) a través de un video difundido en redes sociales, la periodista señaló que seguirá haciendo su trabajo periodístico.

A través de su espacio en Grupo Fórmula, la conductora agradeció el apoyo que ha recibido de sus radioescuchas y autoridades.

“Agradecer a compañeros, amigos, colegas y a ustedes (oyentes) por su solidaridad, cariño y apoyo. Gracias también a autoridades por su inmediata respuesta”, dijo.

Así mismo, mencionó que en sus equipos periodísticos han buscado siempre el equilibro en la información y la comprobación de datos. después de que el líder de una organización delictiva la amenazara por hablar en su contra durante la cobertura de la violencia en Michoacán.

“Así seguiremos, sin sesgos, con hechos precisos, seguiremos haciendo nuestro trabajo como hasta ahora”, dijo Uresti

El día de ayer circularon en redes sociales videos donde hombres fuertemente armados lanzaron amenazas a los medios y se quejaron por la cobertura de la violencia en Michoacán, pues acusaron un sesgo a favor de las autodefensas.

En el video, donde se puede ver a un grupo de hombres armados, el locutor criticó a medios como Milenio, El Universal, Televisa y los acusó de vendidos, por no ser parejos al cubrir las noticias.

La voz del video aseguró que Milenio recibe dinero de “autodefensas”, aclarando que en realidad son narcotraficantes de grupos rivales como “El abuelo”, “Las Viagras” e Hipólito Mora, además de integrantes de Cárteles Unidos y otras organizaciones.

Tanto el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, como Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, han externado su apoyo y protección a la periodista.

El Cártel Jalisco Nueva Generación ha sido en los últimos años un generador importante de violencia en México. Destaca que no hace mucho atentaron contra el jefe de la policía de la Ciudad de México, Omar García Harfuch.