A pesar de que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) ha puesto carteles a las orillas del socavón de Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, indicando que es una zona de alto riesgo, las visitas de curiosos al lugar siguen en aumento sin importarles el peligro que esto implica.

Mientras tanto, la Secretaría de Gobernación informó que las perforaciones en terrenos aledaños al socavón son parte de los estudios de mecánica de suelo que realizan los representantes del Gasoducto Morelos y no producto de algún otro fenómeno.

En una visita realizada por el equipo de e-consulta, se pudo notar que alrededor del socavón se colocaron letreros donde se indica que dicha zona del municipio se encuentra en estado de alto riesgo. Por lo tanto, queda prohibida su visita y la instancia de vendedores ambulantes en el lugar.

A pesar de dichos señalamientosel número de visitantes continúa en aumento, así como el de vendedores ambulantes  ha aumentado.

Elementos de la Guardia Nacional y de la SEDENA indicaron que ya no se permitirá el acceso de la población al lugar donde se encuentra el socavón, debido a que se han encontrado nuevas grietas que ponen en riesgo la integridad de la población.

Gasoducto Morelos estudia suelos

 Las perforaciones cerca del socavón son parte de los estudios de mecánica de suelo que realizan los representantes del Gasoducto Morelos, informó Ana Lucía Hill Mayoral, titular de la Secretaría de Gobernación de Puebla.

Vecinos documentaron la existencia de unos 30 hoyos distribuidos en 300 metros a la redonda de la zona restringida del socavón, así como un nuevo hundimiento sobre la calle Cuarto Carril Serrano.

Las excavaciones se hicieron entre los días  10 y 14 de junio y son orificios de 10 centímetros de diámetro con una profundidad de 3 a 6 metros.

“Lo que buscan es conocer el estrato que compone los terrenos aledaños al socavón, entre el socavón y el Gasoducto Morelos y poder tomar decisiones al respecto”, explicó Ana Lucía Hill Mayoral.

Los orificios se dejaron en observación por tres días para revisar el nivel de compactación y la filtración del suelo. “Estos orificios fueron tapados la tarde de ayer”, agregó.

Las pruebas estuvieron a cargo de especialistas como geólogos y actualmente están trabajando en el análisis.

Los resultados serán compartidos tanto a la Secretaría de Gobernación como a las de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial y de Desarrollo Rural, para integrar en el estudio final del gobierno de Puebla.

Los pobladores también han reportado afectaciones en la calle Cuarto Carril Serrano, sin embargo, las autoridades han manifestado que no representa un riesgo para ellos ni sus viviendas.

Desde que creció el socavón, miembros del Frente de Pueblos Unidos de Morelos-Puebla-Tlaxcala exigieron el retiro inmediato del gasoducto que pasa por el municipio de Juan C. Bonilla, y la cancelación del Proyecto Integral Morelos, pues aseguran que un peso excesivo sobre suelo hueco podría tener consecuencias dañinas para los pobladores.