Dos fetos fueron localizados la tarde de este sábado en dos puntos diferentes de la ciudad de Puebla; uno de ellos en los baños públicos del Mercado Hidalgo y el otro en unos contenedores de basura en el Infonavit La Carmelita.

El primer hecho ocurrió aproximadamente a las 15:30 horas de este sábado cuando los encargados de los baños públicos ubicados en la explanada del Mercado Hidalgo, reportaron que había un bebé en uno de los sanitarios.

Por la impresión, la persona que hacía el aseo del lugar sacó al bebé del agua y al ver que aún se movía decidió llamar al número de emergencias 911, por lo que de inmediato se movilizaron Policías Municipales, Estatales y paramédicos de Protección Civil.

En el lugar los policías y técnicos en urgencias médicas confirmaron que, contrario a lo reportado, el cuerpo pertenecía a un feto de aproximadamente de 18 semanas y que para ese momento ya no contaba con signos vitales.

El lugar fue resguardado y se pidió apoyo de la Fiscalía General del Estado para realizar las diligencias de levantamiento de cadáver y autorizar el traslado del producto al Servicio Médico Forense, donde se integrará la carpeta de investigación correspondiente.

Hallan feto en contenedor de basura

El segundo caso se reportó alrededor de las 18:30 horas cuando recolectores de basura se percataron de la presencia de un bebé, el cual se encontraba dentro del contenedor de basura ubicado en la esquina de las calles Miguel Hidalgo y Las Carmelitas, en el Infonavit La Carmelita.

Elementos de la Policía Municipal y Estatal llegaron al lugar y con el apoyo de paramédicos confirmaron que en el lugar se encontraba un feto de aproximadamente 34 semanas de gestación.

Los uniformados procedieron a acordonar la zona y se le dio parte a la Fiscalía General del Estado para que a través de sus servicios periciales hicieran las diligencias correspondientes.

En ambos casos, no hay personas sospechosas para indagar más sobre lo ocurrido, no obstante por las características de los hechos se presume que el feto hallado en los baños pudo haber sido un aborto inducido, mientras que el otro caso pudo ser uno involuntario, no obstante ambos serán investigados.