David Blasco, hijo del productor Miguel Blasco, en entrevista con Ventaneando reveló que uno de los temas interpretados por Alejandra Guzmán fue inspirado en infidelidad de Pablo Moctezuma.

Mírala, Míralo’ fue escrita tras el relato de Alejandra Guzmán en el que contó cómo encontró al papá de Frida Sofía con otra mujer.

En el año de 1993 la hija de Enrique Guzmán lanzó el tema, pero el hijo del productor reveló que fue inspirado en un hecho real.

El joven cantante contó que Alejandra le contó lo sucedido a su padre, Miguel Blasco y a los compositores, José Ramón Flores y Gian Pietro Felisatti, quienes realizaron la canción.

 Según David, los hechos se dieron cuando Frida tenía apenas un año de edad.

“Ella llega a su casa y se encuentra presunta y alejadamente a Pablo Moctezuma, acostándose con otra mujer y ella tiene los santos ovarios de quedarse mirando durante todo el ratito que duró, eso es difícil decirlo pero sí”, contó Blasco.

“A ella le dolió mucho, le dolió mucho lo que hizo Pablo Moctezuma pero ya tampoco estaban en un (buen) momento ¿no? Ya había nacido Frida Sofía, y bueno son cosas de pareja que a veces pasan pero esta es una historia real, visceral, auténtica, contada, cantada”, dijo David a Ventaneando.

El intérprete relató que Alejandra llegó destrozada con su padre para contarle lo que había ocurrido.

“Todas las canciones de Alejandra se componían en base a sus historias, entonces esta historia ella llegó destrozada llorando y contó esta historia, el que la escucha es mi padre y el compositor, el letrista es José Ramón Flores, que era el letrista de mi papá, entre los dos hicieron la canción y compusieron la historia”, expresó el invitado de Ventaneando.

Aquí la letra del tema

Mírala, míralo

Alejandra Guzmán

Mírala, mírala, mírala

Diosa vestida de saliva y sal

Los ojos muertos en blanco gimiendo

En el suelo de salón

Míralo, míralo, míralo

Ángel desnudo bañado en sudor

Subiendo las montañas de su cuerpo

No te pares por favor

Al calor de mediodía

Combate salvaje

Mírala, mírala, mírala

Como se agita, como pide mas

Muere y renace de entre las cenizas

Volviéndolo a encelar

Entro casi de puntillas

Y en plena penumbra

La hoguera encendida

De mis pesadillas

Eres bello, bello, bello

Mas que el firmamento

Con un millón de estrellas

Es fácil perdonar

Cuando se quiere se veras

Eres bello, bello, bello

Peligroso y bello

Mucho mas de la cuenta

Tendría que gritar

Pero me muerdo la lengua

Mírala, mírala, mírala

Se desenreda, se vuelve a enredar

Una medusa bajo la marea

A punto de naufragar…