Dueños de su destino

El próximo domingo será vital en las aspiraciones del Club Puebla para amarrar el pase a Liguilla directo como tercer o cuarto lugar general, o caer hasta la quinta posición y tener que jugar el repechaje para tratar de conseguir una segunda fase final consecutiva.

Así lo entiende Salvador Reyes, el mediocampista de La Franja que ha alcanzado su mejor nivel en este equipo y que incluso fue llamado a Selección Preolímpica hace algunas fechas.

El exseleccionado nacional Sub-23 comentó durante rueda de prensa que, si bien al conjunto blanquiazul se le suelen dificultar las visitas a la Comarca Lagunera, acudirán a Torreón con la encomienda de sumar para asegurar su presencia en la fiesta grande el balompié nacional.

“El juego contra Santos será un partido muy duro, donde los dos queremos ganar. Pero donde nosotros con un punto amarramos la liguilla. Además, de visitantes lo hemos hecho mejor, así que vamos por el objetivo”, comentó el jugador de 22 años de edad.

Reyes, formado en las filas del extinto Monarcas Morelia, dijo que al principio de la temporada no esperaba ver a La franja pelear por un boleto directo a Liguilla, sino que insistirían para meterse entre los primeros 12. Sin embargo, al ver el crecimiento del equipo a lo largo de la competencia, éste elevó las metas y apostó por ubicarse entre la posición cinco y ocho.

“La verdad imaginábamos llegar a estar dentro de los 12, pero después queríamos estar del ocho al cinco. Ahora vamos por algo más y lo creemos posible”, advirtió.

 

Anhela la tercera estrella

Respecto al gran rendimiento que ha mostrado a lo largo del torneo –pues incluso se convirtió en titular indiscutible con Nicolás Larcamón- el anotador de dos auténticos golazos en este semestre aseguró que ha trabajado para tratar de “hacer historia y salir campeón” con el Puebla.

Hay que destacar que los camoteros no alzan el trofeo de Liga en México desde la histórica campaña 1989-1990, cuando se proclamaron monarcas de liga y copa para hacerse del título de “campeonísimo”.

Puebla, además, no ha jugado una final de este tipo desde la temporada 1991-1992, cuando perdió en su último partido frente al León. Desde entonces, el conjunto blanquiazul se ha visto inmerso en temas de descenso, pues la tarea de mantener la categoría ha sido una constante en los últimos torneos y la historia reciente del club.

En caso de que los dirigidos por Nicolás Larcamón consigan sumar al menos un punto el domingo en La Comarca Lagunera, calificarán por segundo torneo seguido a la liguilla del balompié nacional, situación que no logran desde su vuelta al máximo circuito en 2007, cuando entre los torneos Clausura y Apertura 2009 también consiguieron la doble clasificación.

En números más concretos y recientes, Puebla no ha sumado en sus últimas dos visitas a Torreón, por lo que los de la Angelópolis buscarán romper la mala racha ante un equipo que ha perdido 2 de sus últimos 3 encuentros en Liga.

Foto: Agencia Enfoque