La noche del pasado lunes fue histórica y de fiesta para el Club Puebla al romper la mala racha con la que cargó durante siete años de no poder vencer a Pachuca en su casa. El marcador final terminó en 3-1 favorable a los enfranjados y fue precisamente su última anotación la que pasará a la historia del club y de la propia Liga MX.

El mediocampista Salvador Reyes consiguió en sus botines anotar nada menos que un tanto histórico en el futbol mexicano al ser el gol de mayor distancia (anotado por un jugador) en toda la Liga. Reyes aprovechó un rebote en su área para avanzar no más de 5 metros desde su cuadro grande y disparar a la desprotegida portería de los Tuzos.

Dicha anotación se dio durante el tiempo agregado (90+6). Pachuca buscaba desesperadamente el empate en un tiro de esquina, al cual acudió el portero Oscar Ustari ya para quemar todas sus posibilidades y buscar el tanto milagroso. Sin embargo, en el rechace de la zaga defensiva la bola quedó a merced de Chava’ Reyes, quien no lo pensó mucho y mandó un disparo de pierna izquierda desde casi 80 metros de distancia.

El disparo de Reyes no llevaba mucha potencia, pero sí la suficiente colocación como para llegar al arco rival, anidándose justo por el medio de la portería de los Tuzos en un verdadero golazo que quedará enmarcado en la historia del futbol mexicano.

Ricardo Salazar, periodista de TUDN, confirmó que el de Reyes es la anotación de mayor distancia de un jugador de campo en la historia del futbol mexicano, siendo el tercer gol del juvenil con la camiseta del Puebla y el séptimo en su carrera como profesional.

Foto: Capturas de Pantalla de Twitter