La firma Volkswagen anunció en Alemania un plan para suprimir hasta 5 mil empleos antes de finales de 2023, como parte de su programa de transición hacia la fabricación de autos eléctricos.

El grupo alemán informó este domingo en un comunicado el acuerdo alcanzado con el comité de empresa sobre "un conjunto de medidas de regulación por edad", según una información del sitio de noticias DW.

La información no detalla cómo el plan afectará a las plantas del grupo automotriz en diversos países.

Según el comunicado, "hasta 900 empleados" podrían optar por la jubilación anticipada a corto plazo y "un número de cuatro cifras", entre 2 mil y 4 mil personas, dejarían la empresa mediante el plan de cese progresivo.

El obejtivo de la eliminación de esos puestos es "contribuir de forma importante a una gestión rigurosa de los costes", explicó el grupo, inmerso en una costosa reconversión hacia la producción de vehículos eléctricos y, a largo plazo, de vehículos autónomos.

Como todos los fabricantes, el grupo de 12 marcas sufrió el impacto de la crisis sanitaria pero espera registrar un "alza significativa" de su facturación en 2021, pese a la persistencia de la pandemia de Covid-19.