Debido a la pandemia por coronavirus, la décimo tercera edición del Abierto de Tenis GNP de Monterrey será a puerta cerrada, como mencionó el director del abierto Hernán Garza, quien además señaló que deberán seguir protocolos exigidos por Salud y la WTA.

“Estamos muy agradecidos con las autoridades, con la Secretaría de Salud de todos los niveles, que nos han brindado todo su apoyo para poner en trámite los protocolos”, mencionó.

Uno de los requerimientos para la realización de este evento es la puerta cerrada, así como que todas las jugadoras, así como personal, tendrán que dar negativo a las pruebas de Covid. A esto se añadirá la presencia de túneles desinfectantes, uso de cubrebocas obligatorio, caretas, gel antibacterial y toma de temperatura.

Hernán agregó que el torneo podrá ser visto vía streaming y con una televisora con señal abierta los fines de semana.

“No habrá público en esta ocasión, son medidas que ha tomado el Gobierno del Estado, la secretaría de Salud y la WTA, para proteger a las jugadoras”.

“Llegamos a un acuerdo con Multimedios, para transmitir el torneo en televisión de paga de lunes a viernes y transmisión abierta los fines de semana y vía streaming”, mencionó.

Reveló también el nombre de las jugadoras que ya están apuntadas para el torneo que repartirá una bolsa de 250 mil dólares. Algunas de las invitadas son Victoria Azarenka, Johanna Konta, Sloane Stephens, Magda Linette, Marie Bouzkova, Coco Gauff y un Wildcard para la mexicana Renata Zarazúa.

Garza espera que para el 2022 el público vuelva a las gradas, una vez que la pandemia vaya cediendo terreno.

“Este torneo va a continuar, va a seguir adelante, todo el deporte en el mundo tiene esas ansias de retomar en su área. Yo sí quisiera que esto pudiera terminar muy pronto”, mencionó.

El hotel sede del torneo será exclusivo para las jugadoras del torneo, con la intención de que funcione como una especie de burbuja.

Foto: Twitter