La Fiscalía General del Estado traslada 316 cuerpos que se encontraban en el Servicio Médico Forense en calidad de desconocidos, a una nueva fosa denominada "panteón forense" dentro del cementerio de La Piedad, lo que llamó la atención de los vecinos.

Aunque los vecinos corrieron en redes sociales la versión de que se trataba de cuerpos de personas que habían fallecido por Covid-19, esto fue negado por la autoridad ministerial, que hasta ahora no había informado sobre el movimiento.

En imágenes difundidas se observan camionetas del SEMEFO de las que bajan los cuerpos en bolsas blancas, mientras que agentes de policía resguardan la zona.

La dependencia señaló que se trata de una medida de reorganización, por lo que 316 cuerpos a resguardo del Semefo son llevados un panteón especializado al interior de La Piedad, que se habilitó con nichos que tienen sistemas de drenaje y desfogues para el manejo de restos.

Estos cuerpos no pueden ser inhumados ya que son motivo de investigaciones en curso, por lo que el panteón forense permite dar un lugar a cadáveres que se encuentran en calidad de desconocidos.

El proceso incluye la organización de cada cuerpo con un control de identificación que incluye: Investigación, fecha y número de Carpeta de ingreso a SEMEFO, número de desconocido, ficha decadactilar, estudio odontológico, estudio antropológico, estudio médico y muestra para genética, entre otros.

Asimismo la Fiscalía informó que dispone de un archivo de identificación forense y fotográfico específico respecto al manejo de los cuerpos para facilitar la identificación de las personas de acuerdo a cada caso y hasta el momento han trasladado el 60 por ciento de los cuerpos.

Ante la inquietud de los vecinos, la Fiscalía General del Estado también anunció que en los próximos días seguirá reubicando los cuerpos, tratando de hacer este proceso en el menor tiempo posible.