Los abogados de Yamil G. presentaron un justificante médico por cirrosis hepática para ausentarse de la audiencia programada para este martes y donde se revisaría su situación legal luego de que los familiares de Juan Carlos Medel Villa se negaron a aceptar el acuerdo reparatorio con el que fue liberado el pasado viernes.

Así lo dio a conocer José Prisciliano Medel, padre de Juan Carlos Medel Villa, al término de la audiencia en Casa de Justicia de San Andrés Cholula donde se esperaba que se modificara la suspensión del proceso por 30 días que se autorizó el pasado viernes, luego de que su asesor legal lo hizo firmar documentos sin que él supiera de qué se trataban.

Gracias al justificante médico Yamil no incurrió en la evasión de la justicia, sin embargo el juez de la causa ordenó que dicho dictamen sea valorado por un médico legista para acreditar su veracidad y así se pueda fijar una nueva fecha para la audiencia.

 

Después de que la familia de Juan Carlos Medel prescindió de los servicios del abogado que acordó el acuerdo reparatorio con Yamil, los papás de la víctima ahora están siendo asesorados por Miguel Sandoval, que es un abogado designado por la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado para auxiliarlos a lo largo del proceso penal.

Ante este panorama el papá de Juan Carlos confesó sentir temor de que Yamil se evada de la justicia, pero reiteró su postura de no negociar un procedimiento abreviado y que el responsable de atropellar y matar a su hijo el pasado 24 de noviembre permanezca en prisión el mayor tiempo posible.

Hoy por la mañana uno de los hermanos de Yamil informó en entrevista con e-consulta que ellos no habían incurrido a ningún tipo de soborno para obtener el acuerdo reparatorio con la familia pues lo habían hecho gracias a un documento que firmó el papá de Juan Carlos donde autorizaba a su anterior abogado para establecer un procedimiento abreviado.

Esto luego de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta ordenó abrir una investigación en contra de todos los funcionarios que intervinieron en el caso, tanto de la Policía Estatal, la Fiscalía General del Estado y el Tribunal Superior de Justicia.