Las alertas al número 911 por parte personas de la ciudad de Puebla que buscan ayuda por intentos de suicidio aumentaron 9.1 por ciento de enero a octubre de 2020, en comparación con el año anterior, al pasar de 229 a 250 llamadas.

Así lo señalan reportes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital y más del 90 por ciento de los casos fueron atendidos por especialistas del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas.

En 10 meses de este año, 250 ciudadanos pidieron auxilio para atender un intento de privación de la vida, cifras que son mayores que los reportes de 2019, que en el mismo periodo sumaron 229.

En enero y febrero de este año fueron 22 y 30 casos, respectivamente, que son mayores al año pasado. En el segundo mes de 2019 representaron 15 casos, es decir, en comparativa para el 2020 se duplicaron.

Aunque desde marzo hasta julio –periodo en que se declaró la emergencia sanitaria por el Covid-19, las llamadas disminuyeron ligeramente, en junio hay 29 casos, que son cuatro más que en 2019.

Después se notó un crecimiento desde agosto hasta octubre; las llamadas de alerta para atender los casos de suicidio fueron 30 y 25 reportes al mes, que representarían uno por día.

Precisamente en octubre, una mujer de aproximadamente 30 años de edad murió tras lanzarse desde la parte alta del distribuidor vial de la CAPU.

De acuerdo con la versión de algunos testigos, a las 11:19 horas en el Bulevar Carmen Serdán, a la altura del distribuidor vial de la CAPU, había una mujer que amenazaba con lanzarse desde la parte alta del puente.

A las 11:32 horas decidió quitarse la vida a pesar del intento de dialogo de parte de la Policía Municipal de Puebla del Grupo Roca.