El estrés es un mal que si va escalando puede tener consecuencias mortales, como lo mostró Paulina Arenas Landgrave, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.

La académica alertó que la pandemia del covid 19 podría haber aumentado los casos de suicidio debido al estrés y manejo de emociones que la situación generó en las personas.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2017 las mujeres entre 15 y 19 años tuvieron la tasa más alta de suicidio con cuatro por cada cien mil mujeres; mientras que en el caso de los hombres hubo 15.1 sucesos en jóvenes de 20 a 24 años por cada 100 mil jóvenes.

Paulina Arenas dijo que en México las cifras no son altas como en otras regiones del mundo, “el 75 por ciento de los casos las personas que se quitaron la vida tuvieron un tipo de trastorno asociado, como la depresión o trastornos de ansiedad”.

“Los factores que llevan a una persona a cometer suicidio pueden ser múltiples y van desde la historia de vida de las personas, alteraciones en la personalidad, comienzan a expresar ideas de muerte, planes para acabar con su vida; se revisan factores genéticos y epigenéticos”, detalló la investigadora.

La especialista aclaró que la depresión no es un trastorno mental, pero que en los últimos años se incrementó en la población.

Arenas Landgrave el suicidio es un problema en el que la sociedad puede participar para evitarlo:

El primer nivel de atención es la comunidad

El segundo es poner atención a conductas o expresiones suicidas

En el caso de detectarlas, buscar a expertos en salud mental para su atención.

Entre las recomendaciones que la especialista da contra el suicidio están:

Hacer ejercicio

Mantenerse en actividad constante

Dormir en horarios habituales

Comer de forma balanceada

Tener comunicación con familiares, amigos, compañeros de trabajo, aunque sea a través de las redes sociales y teléfono.

Arenas Landgrave exhortó a aquellos que requieren ayuda, acudir al Programa de Atención Psicológica a Distancia. Se pueden comunicar al teléfono: 55-50-25-08-55.

 

Con información de la UNAM