Una plaga que cuando aparece en una casa es difícil de eliminar es la de las cucarachas, esto a pesar de que en el lugar que aparece es un lugar limpio.

Estos insectos anidan y se reproducen a una velocidad increíble, creando grandes plagas en el lugar en el que se asientan, si no son controladas.

Las cucarachas actúan como depósitos de bacterias y, al caminar o defecar sobre los utensilios que normalmente usamos para preparar alimentos o comerlos, pueden trasmitirnos la E. Coli, la Salmonela, la Fiebre Tifoidea, el Stapgylococcys y Streptococcus, el cólera, la Gastroenteritis, la Disteria y hasta la lepra, según informó el periódico Milenio.

El infectólogo de Clínica Vespucio, Dr. Leonardo Siri, contó a http://biut.latercera.com que estos insectos tienen una alimentación variada la cual incluye alimentos humanos.

“En este sentido no hay una evidencia sólida que pueda hacer el nexo directamente entre las cucarachas y alguna enfermedad en particular”, afirma el especialista.

Sin embargo debido a que viven en ambientes contaminados incluido drenajes sanitarios “si pueden potencialmente propagar bacterias causantes de cuadros diarreicos como la Escherichia coli o Shiguella, o algunas menos frecuentes como la Fiebre Tifoidea, Amebiasis o incluso el Cólera y la Polio”.

“Además aparte de las patologías infecciosas mencionadas se ha demostrado una asociación entre infestación domiciliaria por cucarachas y casos de asma en los integrantes de dicha vivienda”, agregó el especialista.