Por hacer escándalos en la vía pública y conducir en estado de ebriedad, Edgardo Solís Ojeda, delegado de la Secretaria General de Gobierno en la región de San Martín Texmelucan, fue separado de su cargo, informó el gobernador de Puebla, durante su rueda de prensa matutina.

“Andaba de borracho, y confundido por el alcohol, no recordaba donde estaba su coche, quiso abrir el que no era suyo metiendo la llave, y al ver que no podía le quería romper el vidrio, la gente lo vio y le puso sus catorrazos…” refirió el mandatario.

Afirmó que su gobierno rechaza estas conductas, por lo que el funcionario a partir de este lunes ya no trabaja más para el gobierno del estado de Puebla.

Agregó, “Por eso ese señor ya no trabaja en el gobierno, ya lo corrimos, por borracho, gente así no queremos en este gobierno,” subrayó.

Antes de atender el escándalo, protagonizado por el ex funcionario de la SGGEP, el gobernador, mencionó que su administración se mantiene alerta ante la posibilidad de un repunte en casos de contagio por Covid-19.

Por lo que pidió a la ciudadanía en general, aumentar las medidas sanitarias.