Líderes de Antorcha Campesina se desentendieron de las operaciones millonarias que motivaron el bloqueo de sus cuentas bancarias y acusaron que la medida es parte de una persecución política del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Juan Manuel Celis Aguirre, dirigente de la organización en Puebla, se dijo víctima de “represión” luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) suspendió sus cuentas y las de su esposa, Soraya Córdova Morán, por un supuesto flujo sospechoso de 2 mil 810 millones de pesos.

Sin explicar su actividad económica ni el origen del dinero para financiar a la agrupación, en rueda de prensa virtual defendió que los antorchistas se han vuelto “autosuficientes” para no depender de la ayuda de los gobiernos y casi todas sus actividades son con dinero en efectivo, lo cual consideró que no es un delito aunque no reveló los montos de dinero que manejan.

“Muchas organizaciones viven de las dádivas del gobierno, por eso cuando cambian los gobiernos desaparecen o se debilitan. Antorcha se ha vuelto autosuficiente y no nos hemos debilitado, al contrario, nos hemos fortalecido”, refirió.

Aunque se le cuestionó sobre las presuntas operaciones millonarias no respondió y optó por lanzarse contra Barbosa Huerta, al afirmar que su gobierno ha sido un fracaso en todos los aspectos y por eso ha emprendido una cacería contra sus críticos para desviar la atención de la ciudadanía.

El también exdiputado federal sostuvo que el mandatario de Morena pretende debilitar o de plano acabar con sus opositores antes de las elecciones de 2021, pues sabe que su partido va a perder y eso lo tiene “fuera de quicio”.

El bloqueo de las cuentas lo vio como la mayor “embestida” que ha dado el gobernador a sus críticos, pero advirtió que en cualquier momento podría hacer lo mismo con la BUAP, las cámaras empresariales, los alcaldes que no le son afines o los partidos políticos de oposición, con quienes también tiene conflictos.

“Su estrategia es deshacerse de todos los opositores. Aunque nosotros no teníamos pleito, él es el que inició golpeando a la organización con sus declaraciones desde que inició su gobierno. Y así ha hecho a muchos, no es exclusivo contra Antorcha. Barbosa sabe que ya está muy debilitado porque se ha hecho de muchos enemigos y ahora se le hace fácil pegarle a sus enemigos”, apuntó.

Se desentienden de los millones 

El diputado federal Brasil Acosta Peña, dirigente de Antorcha en el Estado de México, se desentendió de los supuestos millones de pesos detectados por la UIF al afirmar que no hay información oficial al respecto y solo se especula en los medios de comunicación.

En la rueda de prensa mostró los boletines informativos de la unidad dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para señalar que en ellos no se nombra a ningún líder antorchista y solo se generaliza.

“Yo no puedo decir nada sobre las cantidades que se señalan porque yo no sé, si ustedes ven el boletín, ahí no dice nombres, solo dice líderes de una organización, más no quienes. Yo más bien preguntaría quien dio los nombres a los medios”, expresó.

Por considerar que se filtró información a medios nacionales para que pusieran los nombres de los titulares de las cuentas “congeladas”, reclamó que la UIF violentó el debido proceso y el derecho a la presunción de inocencia.

Acusó que su titular, Santiago Nieto Castillo, además se presta a la persecución política que Barbosa Huerta encabeza con ayuda de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla.

“El golpe viene de la Barbosa y la fiscalía de Puebla, la semana pasada Santiago Nieto reconoció que congeló las cuentas por petición de la fiscalía de Puebla, eso demuestra que todo es una persecución”, insistió.

Al reclamar que el mandatario poblano usa a la UIF y la prensa para “linchar” a sus críticos, reiteró que los antorchistas se defenderán por la vía legal y también mediante la protesta social, aunque no adelantó la fecha para las movilizaciones.