Las cuentas bancarias de los dirigentes de Antorcha Campesina en Puebla y el Estado de México fueron bloqueadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Apenas hace una semana se reveló que primero se inmovilizaron los recursos de tres diputados federales ligados a esta organización, entre ellos el poblano Eleusis Córdova Morán, así como las de siete gasolineros agremiados a la agrupación.

Ahora la dependencia que dirige Santiago Nieto Castillo ya dio parte a la Fiscalía General de la República (FGR) de movimientos inusuales al detectar flujos “millonarios”, de acuerdo con reportes de medios nacionales.

En Puebla fueron bloqueadas las operaciones bancarias del dirigente Juan Manuel Celis Aguirre y de su familia, así como de las de tres empresas vinculadas con ellos, pues supuestamente eran utilizadas para distribuir recursos de procedencia ilícita.

El flujo de las cuentas bloqueadas rebasa los 2 mil 810 millones de pesos y de estos, 2 mil 272 millones se encuentran en registros bancarios que son investigados y 538 millones provienen de envíos.

Según información difundida por la UIF, entre 2010 y 2020 la agrupación recibió 658 millones de pesos en efectivo. Durante el periodo de 2014 y 2019, se reportaron transferencias interbancarias por 128 millones provenientes de empresas del sector de la construcción.

En ese mismo periodo se identificaron transferencias bancarias por 18 millones de pesos y de estos 3.6 millones tienen origen en empresas “fachada” o inexistentes.

Por otra parte, la UIF también encontró entre las propiedades de Antorcha Campesina 14 vehículos de lujo valuados en 11.2 millones de pesos y una red de empresas constructoras que le dieron sustento económico a la agrupación.

La organización convocó a una conferencia de prensa este martes para responder a las acciones de la UIF.