La UIF no suspendió las cuentas bancarias de líderes de Antorcha Campesina en Puebla, sino las de tres diputados federales, entre ellos el poblano Eleusis Córdova Morán, así como las de siete gasolineros agremiados a la agrupación.

El diputado federal por el Estado de México, Brasil Acosta Peña, secretario del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) antorchista, reconoció este martes que fue el único líder nacional al que le bloquearon sus cuentas, pero aseguró que ningún dirigente de Puebla se enfrenta a la misma medida.

En rueda de prensa virtual confirmó que a diez personas se les “congelaron” sus cuentas y ninguna corresponde a otros liderazgos nacionales o estatales de Puebla, como dijo el lunes Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Por motivos de seguridad evitó revelar la cantidad que acumulaba en sus cuentas, así como el motivo por el que es investigado junto con Eleusis Córdova Morán, legislador plurinominal poblano y líder antorchista en Izúcar de Matamoros.

Solo negó el manejo de dinero de origen ilícito, que fue lo que atribuyó la UIF, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Lenin Campos Córdova, dirigente de Antorcha en San Luis Potosí, es el tercer legislador al que se le suspendieron sus cuentas, mientras que los otros antorchistas investigados son siete particulares.

Ha trascendido que a los siete se les congelaron sus cuentas por presuntas anomalías en la operación de gasolineras que desde el año pasado son investigadas por la UIF.

De acuerdo con Nieto Castillo, en distintos puntos del país se identificaron 40 gasolineras propiedad de Antorcha con irregularidades, así que se presentaron dos denuncias en la Fiscalía General de la República (FGR), por lavado de dinero y corrupción.

El extitular de la Fepade únicamente ha referido que se detectó que las ganancias reportadas por las gasolineras antorchistas eran mayores a la cantidad de gasolina que compraban a Pemex.

 

PRI ve persecución 

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, salió en defensa de los tres legisladores —miembros de la bancada priista en la Cámara de Diputados— y acusó que son víctimas de una persecución política.

A través de su cuenta de Twitter dio su “entero respaldo” a los legisladores y aseguró que es evidente la persecución en su contra.

“Como Presidente Nacional del PRI expreso mi entero respaldo a nuestros compañeros diputados federales @DrBrasilAcosta, @LeninCamposC y @EleusisCordova, miembros de la organización @AntorchaOficial, ante la evidente persecución política que ha iniciado en su contra”, publicó.

Culpan a Barbosa

Acosta Peña acusó de nuevo que la supuesta persecución política es orquestada por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, en represalia por las críticas que ha recibido de Antorcha.

En su rueda de prensa vio represalias en su contra por criticar al mandatario poblano desde la Cámara de Diputados y lo acusó de usar el cargo para ejercer venganzas políticas y perseguir opositores.

Además de Antorcha, refirió que el exsenador tiene una cruzada contra el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz; la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco (de Morena); el empresariado y contra los partidos de oposición, especialmente el PAN.

Ante ello reprochó al mandatario hacer un uso político de la UIF en lugar de concentrarse en su gobierno, pues afirmó que en Puebla ha fracasado el combate a la pandemia de Covid-19, a la inseguridad y los feminicidios.

El también dirigente antorchista en el Estado de México tachó de irresponsable a Barbosa Huerta por sus dichos al inicio de la contingencia sanitaria, pues aprovechó para recordar sus polémicas frases sobre el mole de guajolote como “vacuna” contra el virus y la supuesta inmunidad de los pobres.