Con el semáforo epidemiológico de coronavirus en rojo, el ayuntamiento de Puebla abrirá de forma parcial la circulación vehicular en el Centro Histórico a partir del próximo lunes, como parte de una “prueba piloto”, siempre y cuando los comercios de la zona no generen “aglomeraciones”.

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta consideró que la decisión podría tener un origen político y advirtió sanciones para los comercios que abran pues recordó que los decretos que se han emitido para evitar contagios, como el cierre de negocios que no sean esenciales, están vigentes.

La presidenta municipal se dijo sabedora de que la decisión se toma aun cuando el semáforo epidemiológico señala un riesgo máximo de transmisión de covid-19, pero refirió que existe un acuerdo con los comerciantes de las calles que se abrirán para que cumplan con medidas sanitarias.

Abren sin sustento técnico

En conferencia de prensa, la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, señaló que la decisión consiste en un experimento para que la ciudad inicie la “Nueva Normalidad”, por lo que si este tiene efectos contraproducentes, como un incremento en los contagios, se dará marcha atrás a la medida.

La presidenta municipal fue cuestionada sobre si existe un análisis técnico que sustente la decisión, pero se concretó a señalar que el ayuntamiento no es una autoridad sanitaria y que la medida surge de un acuerdo con los empresarios.

Según comentó el secretario de Gobernación René Sánchez Galindo, a partir del 13 de julio se abren a la circulación las calles Reforma (desde 11 norte-sur hasta la 3 norte-sur), 2 Oriente y 2 Norte, así como el cruce de la 4 Poniente y la 11 Norte.

Fue el 20 de abril, cuando el gobierno capitalino cerró la circulación en calles del primer cuadro de la ciudad, para solo permitir el paso a vehículos relacionados con actividades esenciales como seguridad pública o abasto de alimentos.

Se cerró el polígono que abarca de la 3 Oriente-Poniente a la 18 Oriente-Poniente y de la calle 2 Norte-Sur a la 11 Norte-Sur.

Las autoridades municipales insistieron en que la medida se echará atrás si los contagios de covid-19 aumentan, aunque insistieron en que no cuentan con datos técnicos al respecto.

Advierte Barbosa clausura de comercios

Cuestionado sobre el tema durante su conferencia de prensa, Barbosa indicó que los decretos que se han emitido para evitar contagios de coronavirus, como el cierre de negocios que no sean esenciales, están vigentes por lo que si la comuna decide abrirlos, su administración los sancionará.

“Si los establecimientos del Centro Histórico abren cuando los decretos del gobierno del estado estén vigentes, el gobierno del estado va a ser quien los cierre (…). Si ella (la alcaldesa) quiere hacer de esto un asunto de cálculo político, pues que lo haga”, comentó.

El gobernador consideró que la determinación de Rivera puede originarse en un cálculo político por las presiones de grupos de empresarios para abrir sus comercios.

e-consulta interrogó a la comuna sobre la postura del gobernador, pero se indicó que no habría respuesta para no polarizar el tema.