Con el semáforo epidemiológico de coronavirus en rojo, el ayuntamiento de Puebla confirmó que abrirá de forma parcial la circulación vehicular en el Centro Histórico a partir del próximo lunes, como parte de una “prueba piloto” y siempre que los comercios de la zona no generen “aglomeraciones”.

La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, señaló que la decisión consiste en un experimento para que la ciudad inicie la “Nueva Normalidad”, por lo que si  se tienen efectos contraproducentes, como un incremento en los contagios, se dará marcha atrás a la medida.

La presidenta municipal se dijo sabedora de que la decisión se toma aun cuando el semáforo epidemiológico señala un riesgo máximo de transmisión de covid-19 pero refirió que existe un acuerdo con los comerciantes de las calles que se abrirán para que cumplan con medidas sanitarias